El PP entorpecerá al nuevo Gobierno ampliando el plazo para enmendar sus propios Presupuestos

El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha confirmado lo que se venía comentando en las últimas horas: la petición de que se amplíe el plazo en la Cámara alta para introducir enmiendas en su propio proyecto. Los ‘populares’, que tienen mayoría en el Senado y que pueden hacer en ese sentido lo que les plazca, están decididos a entorpecer la acción del nuevo Gobierno socialista aplicando de paso un severo correctivo al PNV, que permitió la aprobación de esas cuentas con su apoyo y que luego ha propiciado la caída del Ejecutivo de Mariano Rajoy votando sí a la moción de censura de Pedro Sánchez.

De ahí que al PP, que hasta hace solo unos días defendía sus Presupuestos contra capa y espada o, lo que es lo mismo, contra las críticas de toda la oposición salvo Ciudadanos, afirme ahora que son manifiestamente mejorables. El plazo para presentar enmiendas en el Senado finalizaba este lunes a las seis de la tarde pero ahora se amplía con el fin de estudiar este martes en el Comité Ejecutivo del partido nuevas iniciativas a incluir.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha admitido a primera hora de la mañana que su partido contempla introducir en el Senado iniciativas sobre cuestiones que antes no podían abordar por su pacto con el PNV, pero que una vez roto por parte de los nacionalistas vascos al apoyar la moción de censura contra Mariano Rajoy, sí podrían defender en la Cámara Alta. En cualquier caso, el portavoz del PP ha señalado que su partido no va a cambiar la subida de las pensiones. “Nuestros mayores que estén tranquilos, van a tener una de las mayores subidas de nuestra historia”, ha dicho el portavoz del PP, subrayando que así se pactó no solo con el PNV -que fue el que puso sobre la mesa ese aumento de las pensiones- sino con el resto de formaciones que apoyaron los presupuestos.

Rafael Hernando ha señalado que estos son unos presupuestos “para todos” y no sólo contenían mejoras en los territorios de los que, como el PNV, los apoyaron, además de subrayar que son las mismas cuentas que hubieran querido hacer los populares en su primer año de Gobierno de Rajoy, en 2012, pero que no pudieron porque los socialistas “habían dejado España arruinada”.

De las palabras de Hernando y de su compromiso de no tocar las mejoras previstas para las pensiones se podría inferir que lo que está en peligro es la inversión prevista para el País Vasco, 540 millones de los que 306 tendrían que ser destinados a mejorar la red de ferrocarriles. No obstante, fuentes ‘populares’ han puntualizado que lo que se pretende suprimir son 70 millones de euros en los que el PNV estaba muy interesado, pero que no afectan a las inversiones del Estado en el tren de Alta Velocidad, ni en la Y vasca o los puertos. Se trataría de inversiones que preveía rentabilizar el PNV, pero que ahora, podrían salir de las cuentas públicas estatales.

El portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, Aitor Esteban, ha avisado este lunes de que las enmiendas “igual satisfacen el cabreo y el calentón de algunos”, pero después el PP vasco “tendrá que explicar en Euskadi” la retirada de las inversiones previstas para el País Vasco en los presupuestos estatales. “Les sacará aún más del tablero político”, ha opinado en una entrevista en Radio Euskadi.

La prórroga de plazos de presentación de enmiendas en el Parlamento es de un máximo de cinco días y el debate de iniciativas parciales en la Comisión de Presupuestos del Senado está previsto para la semana que viene, a partir del 11 de junio, con lo que de ampliarse dicho plazo hasta el lunes, todavía entraría dentro de la tramitación prevista.

Lo cierto es que el PSOE ha decidido no registrar enmiendas a los Presupuestos, una vez que Pedro Sánchez es presidente del Gobierno y se ha comprometido a cumplir con las cuentas aprobadas en el Congreso. Sin embargo, tanto Unidos Podemos como ERC, PDeCAT, Compromís y EH Bildu sí han vetado el proyecto presupuestario en la Cámara Alta y tienen previsto seguir enmendándolo. El Pleno del Senado tiene previsto debatir este martes estos cinco vetos salvo que la Mesa atiende la petición de los ‘populares’ lo que, dada su mayoría, es más que probable.

El Grupo del PP quiere aplazar este debate de enmiendas a la totalidad para que sea el nuevo ministro de Hacienda del Gobierno socialista, cuyo nombramiento se espera para el miércoles, el encargado de defender las cuentas. De esa manera, no tendría que hacerlo el actual titular, Cristóbal Montoro, que ya está en funciones. El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha calificado la solicitud de aplazamiento de “ocurrencia” y ha anunciado que los socialistas pedirán que se pronuncien los servicios jurídicos de la Cámara.

Después, nos encontraremos con el mundo al revés. Podemos, que mantiene su veto, ha anunciado sin embargo que rechazará los posibles cambios del PP, en coherencia con su apoyo el cupo vasco. La coportavoz de la Ejecutiva de la formación, Noelia Vera, ha explicado que su partido va a mantener su rechazo a las cuentas públicas en el Senado porque siguen pensando que no son las que necesita España, pero ha dejado claro que si el PP introduce enmiendas para reducir la inversión extra en el País Vasco que consiguió el PNV, Unidos Podemos las rechazará en el Congreso. Vera ha criticado el “ejercicio de venganza” y de “incoherencia” que planea el PP, y ha defendido que su formación mantendrá la misma postura de siempre: Rechazar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 pero apoyar el cupo vasco. El portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, ha sido más directo al criticar la actitud “macarra” del PP.

Disqus Comments Loading...