Nueva jornada trágica en el Mediterráneo con 44 muertos, entre ellos 6 menores

La crisis de los refugiados continúa en el Mediterráneo, donde en las últimas horas han fallecido al menos 44 personas -seis de ellas menores- en dos naufragios distintos en dos sucesos acaecidos en Turquía y Túnez.

En el país magrebí, al menos 35 personas han muerto al naufragar un bote pesquero con un número indeterminado de inmigrantes a bordo frente a sus costas, según un balance aún provisional ofrecido por el Ministerio de Defensa de Túnez. Un total de 68 personas de diferentes nacionalidades -entre otras, de Túnez, Costa de Marfil, Mali, Marruecos y Camerún- han sido rescatadas con vida.

La salida de inmigrantes irregulares rumbo a la costa de Europa es menos frecuente en Túnez que en su vecinos Libia y Argelia, pese a que el litoral italiano se halla más cerca de este país.

Como en esta ocasión, la mayoría de los que se aventuran al mar son jóvenes desempleados tunecinos que buscan una esperanza de futuro ante la aguda crisis económica que padece su país y que ha puesto en riesgo la única transición democrática que ha sobrevivido a las asfixiadas primaveras árabes.

Nueve fallecidos en las costas de Turquía

En Turquía, por su parte, nueve refugiados -seis de ellos menores- que se dirigían a islas de Grecia en una lancha rápida murieron ahogados y uno se encuentra desaparecido tras hundirse su embarcación a poca distancia de la costa mediterránea del país.

La embarcación se hundió esta madrugada a unas tres millas náuticas de la costa de la localidad de Demre, situada en la turística provincia turca de Antalya, informa la comandancia de los guardacostas turcos.

Los equipos de salvamento pudieron rescatar con vida a cinco personas, pero nada pudieron hacer por otras nueve, entre ellos seis menores de edad y una mujer.

Los guardacostas siguen buscando a una persona desaparecida tras el naufragio.