El PP amenaza a Sánchez con enmendar los pactos sellados con el PNV en los Presupuestos

La transición entre el Gobierno del PP y el del PSOE no va a ser tan pacífica como anticiparon las declaraciones de sus respectivos líderes en el debate de la moción de censura de la semana pasada.  Una de las principales incógnitas del debate era saber qué ocurriría con los Presupuestos Generales del Estado para este año que apenas unos días antes habían sido aprobados con el apoyo del PNV. Pedro Sánchez y el propio Mariano Rajoy dejaron caer en el debate de la moción que los acuerdos con el nacionalismo vasco iban a respetarse pero ahora parece que el PP se lo ha pensado mejor y que quiere castigar de alguna manera la ‘infidelidad’ del partido jeltzale, que le ha expulsado del poder.

Por eso, este domingo el PP ha anunciado que está dispuesto a revisar los acuerdos con el PNV sobre los Presupuestos e incluso a modificarlos mediante enmiendas en el Senado, donde la formación que lidera Rajoy tiene una mayoría que le permite hacer lo que le viene en gana, muy al contrario de lo que sucede en el Congreso. Esos cambios afectarían a aspectos de las cuentas tan relevantes como las inversiones para Euskadi, 540 millones, y la mejora de las pensiones con el compromiso de subirlas conforme al IPC y el de retrasar a 2023 la aplicación del factor de sostenibilidad que las recortaría aún más a partir del año que viene con la introducción en la ecuación para calcularlas de la llamada ‘esperanza de vida’, un concepto tan etéreo y maleable que no se entiende su  impacto desde el punto de vista matemático.

El caso es que el PP, que introdujo ese factor para el cálculo de las pensiones en su reforma del 2013 y se mostró luego dispuesto a retrasarlo para apaciguar la ira de los pensionistas que llevan semanas protestando en la calle contra la precariedad de sus prestaciones, deja ahora en el aire esta y otras cuestiones. De hecho, su vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, ha avisado este domingo de que su partido introducirá las enmiendas que considere “oportunas” en el texto de los Presupuestos Generales del Estado, que se debatirá este martes en el Pleno del Senado. De esa manera, el partido que acaba de ser expulsado del Gobierno de la Nación pretende torpedear el arranque de su sucesor, el PSOE, aunque eso perjudique las expectativas de miles de ciudadanos. “Haremos nuestra labor parlamentaria. Teniendo mayoría absoluta en el Senado, el Grupo Popular introducirá aquellas enmiendas que crea mejor en el texto”, ha declarado Levy ante los medios en la sede del PP.

En palabras de la dirigente ‘popular’, su grupo parlamentario está dispuesto a llevar a cabo aquellas enmiendas que crea “oportunas”, porque, según ha dicho, el PP es un partido “serio, responsable y comprometido con el futuro de España”. Con estas declaraciones, Levy contradice la tesis de que la formación a la que pertenece había llegado a determinados acuerdos con el PNV en nombre de esa misma responsabilidad que ahora invoca para tumbarlos. Preguntada, concretamente, sobre si el PP enmendará acuerdos presupuestarios pactados con el PNV, partido cuyo voto permitió el pasado viernes que prosperase la moción de censura contra Mariano Rajoy, Levy ha resaltado “en el Senado nuestro grupo tiene mayoría absoluta, puede introducir las enmiendas que considere oportunas”.

Al mismo tiempo, ha dejado en evidencia el propósito revanchista de tales amenazas al destacar que los responsables de haber firmado la moción de censura “también serán responsables” de asumir las consecuencias que la política de Sánchez conlleve a partir de ahora. El Pleno del Senado afronta este martes el debate de los vetos a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 presentados por Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y Bildu.

Queda claro que el PP no va a dejar pasar ni una oportunidad para ponérselo difícil a Pedro Sánchez, aunque sus dirigentes lo disfrazan afirmando que van a hacer una oposición “seria, responsable y activa” al nuevo Gobierno socialista. La oposición de los ‘populares’, en palabras de Levy, será “firme” en la defensa del marco constitucional ante el desafío independentista, que “sigue de la mano del mandado de Puigdemont”. “Vamos a hacer una oposición que va a ser el referente de los españoles en el marco de centro derecha”, ha precisado. Asimismo, Levy ha destacado que van a estar pendientes de que se respeten las medidas “beneficiosas” de la recuperación económica, así como el marco de legalidad ante el desafío independentista. “Sánchez se encuentra en la Moncloa con una situación económica mucho mejor que la que encontró el PP cuando llegó”, ha dicho.

Por otra parte, ha criticado que el PSOE quiera retirar la fiscalización de las cuentas públicas de Cataluña, que aprobó el PP “para que ni un euro fuera a parar al desafío independentista”. “Nos preocupa que forme parte del pacto oculto el hecho de que quieran sacar ese control de las cuentas públicas, como ya ha anunciado el PSOE”, ha comentado Levy, que ha asegurado que esta medida “serviría para que los independentistas utilicen de nuevo las cuentas públicas”. La política ‘popular’ ha preguntado cuáles son los riesgos que Quim Torra le pide a Pedro Sánchez que asuma. “Queremos saber cuáles son esos riesgos y si forman parte del pacto oculto. La constitución que ayer prometía Sánchez es la que pisotean sus socios en Cataluña”, ha dicho.

Levy espera que Pedro Sánchez “se comprometa” a hacer respetar la legalidad constitucional en Cataluña, “por encima del trueque político por el que ha llegado a la Moncloa”. Además, ha criticado que “aquellos que han aupado” a Sánchez a la Moncloa hayan colgado una pancarta independentista en la sede de la Generalitat. Así, ha subrayado que el Gobierno de la Generalitat “invisibilizó” a la mayoría de catalanes que no se sienten independentistas. Para la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, los independentistas “no pueden apropiarse de las instituciones de todos”. “El president de la Generalitat debe descolgar de inmediato esa pancarta independentista y si no, le pedimos a Pedro Sánchez que llame a su socio para que la quite”, ha comentado.

Respecto a la moción de censura presentada en el Ayuntamiento de Badalona, ha dicho que el PP presenta una moción sabiendo “muy bien” quienes son sus compañeros y no con aquellos que “quiere la voladura del estado” y la “crispación y confrontación política”. “Nosotros sobre los que patean la Constitución no creemos que debamos apoyarnos nunca”, ha declarado. Y es que el PSC de Badalona liderará una moción de censura contra la alcaldesa Dolors Sabater de Guanyem Badalona (integrado por Podem y la CUP) con el apoyo de los diez concejales del PPC, los tres socialistas -tienen una regidora tránsfuga desde el 1-O no adscrita a ningún grupo- y el único que tiene Ciutadans en la ciudad del Barcelonès. Para que la moción prospere son necesarios 14 votos. Las bases del PSC así lo decidieron de forma abrumadora este sábado en una consulta en la que tenían derecho a voto unas 500 personas. Un 92,6% (311) ha apoyado la moción y un 6,7% se ha posicionado en contra, según ha informado el partido en sus redes.

En cuanto a sus declaraciones de este domingo, Levy ha apuntado que el PP se posiciona en contra de la “imposición lingüística” que está llevando a cabo el Gobierno de Navarra. “No a la imposición del euskera. Navarra tiene sus propios símbolos y deben respetarse por encima de cualquier otra imposición que tiene que ver con una voluntad nacionalista”, ha concluido.

RELACIONADO