El nuevo Govern espera un ‘primer gesto’ de Sánchez como acercar a los presos del ‘procés’

El nuevo conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Ernest Maragall (ERC), ha afirmado hoy que "el termómetro" del Gobierno que presidirá Pedro Sánchez será "el trato" a los políticos soberanistas en prisión preventiva y a los que han huido al extranjero. Maragall ha pedido directamente su libertad, aunque otras fuentes del nuevo Ejecutivo catalán considerarían suficiente el gesto de acercar a los presos a cárceles de la Comunidad. 

En una entrevista a la emisora RAC-1, el nuevo conseller de Exteriores del Govern de Quim Torra, que el sábado tomó posesión del cargo, ha subrayado también: “La libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados es la primera medida que hay que esperar de un Gobierno que se considera progresista”.

El nuevo vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès, no ha ido tan lejos al considerar solamente que “si (Pedro) Sánchez quiere resolver el conflicto (catalán)”, debe “emitir señales”. En una entrevista con El Periódico de Cataluña, Aragonès argumenta que el nuevo presidente del Gobierno “tiene muchas oportunidades para emitir señales de que quiere resolver este conflicto políticamente. Y cualquier señal será tenida en cuenta”, asegura.

El Supremo revisará el próximo miércoles 6 de junio los recursos presentados por el expresident Carles Puigdemont, el exvicepresident Oriol Junqueras y otros doce inculpados contra los procesamientos dictados en el caso abierto por el “procés”. El juez de este caso, Pablo Llarena, procesó por delitos de rebelión, malversación o desobediencia a miembros del Govern y del Parlament, además de a dirigentes independentistas.

Recurrieron sus procesamientos, además de los citados, los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa, Carles Mundó, Lluís Puig y Clara Ponsatí y los exparlamentarios Josep Nuet, Anna Simó y Carme Forcadell. A ellos se suma el recurso presentado por el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y por el excandidato a president y diputado de JxCAT Jordi Sànchez.

Maragall, por otra parte, ha considerado que la moción de censura que ha acabado con el Gobierno de Mariano Rajoy “demuestra la posibilidad de un Estado diferente” y que “sin una España plural no habría cambio de Gobierno”. Ha afirmado que su consellería “está afectada” pero “no desmantelada” después del cierre de oficinas de la Generalitat en el Exterior y de la destitución de sus responsables a raíz de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Maragall ha expresado su convicción de que “la presencia de Cataluña en el mundo aumentará, en eficacia, en significación, en representación y en resultado”.

También ha sido entrevistado en la misma emisora el nuevo conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet (PDeCAT), que ha afirmado que si su antecesor en este departamento, Josep Rull, en prisión preventiva, fuera puesto en libertad, harían “todo lo posible para que fuera restituido en su cargo” y que él “estaría muy contento de poder seguir en su equipo”. Ha expresado su deseo de que el ministro de Fomento del nuevo gobierno presidido por Pedro Sánchez “entienda que con el enfrentamiento con Cataluña no se va a ningún lado”.

Calvet ha añadido que una de las cosas que le daba “más pereza” era negociar con el ministro anterior, Íñigo de la Serna, porque con él “ya estaba escrita” la página que ahora tendrá “en blanco” el nuevo titular. Finalmente, el conseller de Territorio ha subrayado: “Aquella lluvia de millones que anunció Rajoy (para Cataluña) no nos la creímos y ahora tendremos que empezar a trabajar con el presidente Sánchez”.

En el terreno economico, el nuevo líder de ese área, Aragonés, asegura que “batallaremos para que se levante toda la intervención al completo, también la de 2015”. En el plano político, asegura que él y su partido se sienten “totalmente cómodos” con el perfil del nuevo presidente catalán, Quim Torra, porque “lo que es relevante de un president son los hechos presentes” y él ya dio “explicaciones de lo que escribió”, ha dicho en alusión a los artículos de opinión de Torra que han generado polémica.

En cuanto al rol del expresidente Carles Puigdemont, comenta que tendrá “un papel relevante en la toma de decisiones. Como (Oriol) Junqueras”, si bien aclara que “el único responsable de las decisiones que tome este Govern será el propio Govern y debe tener total libertad”.

A la pregunta de si la formación de nuevos gobiernos en Madrid y en Barcelona puede ayudar a la situación de los dirigentes soberanistas presos, asegura que “no debería de ser así, porque es una cuestión de justicia y no de negociación política. Pero si el contexto ayuda, bienvenido sea”.

Respecto a las municipales en Barcelona, Aragonès ratifica que ERC concurrirá a los comicios con sus siglas y con su candidato, Alfred Bosch, y recuerda que “cuando ERC y la antigua CDC han ido juntos han obtenido menos apoyos que cuando van por separado”.

RELACIONADO