Londres baraja un estatus especial para que Irlanda del Norte siga vinculada a la UE

Esta zona estaría pensada especialmente para comerciantes locales, aunque por ahora solo es una de las ideas que está sobre la mesa

El Gobierno de Reino Unido tiene sobre la mesa una propuesta para crear una zona intermedia de 16 kilómetros entre Irlanda e Irlanda del Norte que permitiría a este último territorio seguir comerciando sin tantos problemas con la Unión Europea una vez consumado el Brexit, según una fuente del Ejecutivo de Theresa May.

Esta zona especial estaría pensada especialmente para comerciantes locales, según la fuente, que ha aclarado que por ahora es solo una de las varias ideas que están sobre la mesa. El periódico ‘The Sun’ había informado inicialmente de esta propuesta, que permitiría romper el actual estancamiento en las negociaciones.

Tanto Londres como Bruselas mantienen sus compromisos para que bienes y personas puedan cruzar libremente la frontera irlandesa, la única terrestre que tendrá Reino Unido con el bloque. Sin embargo, las dos partes han sido incapaces de llegar a algún tipo de acuerdo.

La Comisión Europea rechazó la semana pasada una propuesta del Gobierno británico para que Reino Unido en su conjunto permanezca alineado con la unión aduanera como ‘solución de emergencia’ para evitar la vuelta a una ‘frontera dura’ en Irlanda tras el Brexit, e insistió en que tal alineación solo sería aplicable a Irlanda del Norte.