El PSOE desplaza a Robles y la sustituye por Ábalos para defender la moción de Sánchez

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, será el diputado que defienda mañana ante el pleno del Congreso la moción de censura contra Mariano Rajoy, mientras que la portavoz parlamentaria, Margarita Robles, intervendrá en el turno correspondiente a su grupo, según fuentes socialistas. Se trata del mismo esquema que siguió el PSOE en la moción de 1980 contra Adolfo Suárez. En esa ocasión, el entonces secretario de Organización, Alfonso Guerra, fue el que subió a la tribuna en nombre de los socialistas.

La independiente Margarita Robles intervendrá, previsiblemente el viernes, en calidad de portavoz de su grupo, en el turno correspondiente a los grupos parlamentarios. Con ese reparto, dicen fuentes del partido, se busca una triple visibilidad: la del partido, la de Sánchez y la del grupo parlamentario.

Ábalos ya representó a los socialistas en la moción de censura de hace un año de Pablo Iglesias contra Rajoy, en su calidad de portavoz provisional del grupo, cuando ya se perfilaba como hombre fuerte de Pedro Sánchez en su nueva etapa al frente del PSOE. Su discurso de entonces, que recibió la ovación de todos sus compañeros puestos en pie, buscó la cohesión interna reivindicando el orgullo socialista tras la fractura del 39 Congreso. El diputado valenciano también logró tender puentes con Podemos, rotos en aquel momento por la gestora. El secretario de Organización es, además, el dirigente socialista que ha sido el encargado de dialogar con el resto de formaciones políticas sobre su apoyo a la iniciativa para echar a Rajoy.

Respecto a dónde se sentará Sánchez durante el Pleno en el que se debatirá la moción ya que no es diputado, la Mesa del Congreso ha decidido que sea desde un escaño de la bancada socialista, en concreto desde un asiento colocado en su grupo parlamentario, junto a Margarita Robles. Pese a que no es parlamentario, Sánchez también podrá estar presente en la votación por llamamiento prevista para el mediodía del viernes.

Este jueves, en cualquier caso, será Ábalos el primero en subirse a la tribuna, a las 9.00, para defender la moción de censura contra Mariano Rajoy, para lo cual no tiene límite de tiempo. Previsiblemente el dirigente socialista planteará la censura a Rajoy como una cuestión de dignidad democrática, de coherencia y de cumplir con su obligación como primer fuerza política de la oposición, ante la falta de asunción de responsabilidad tras la sentencia del caso Gürtel. Todo apunta a que Ábalos intentará también situar a Cs como cómplice de la corrupción del PP, por no apoyar a moción, ya que ese es uno de los objetivos de la iniciativa socialista.

Rajoy puede elegir si contesta o no al diputado valenciano, lo que sí hizo con la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, en la moción del año pasado. Tras el posible debate entre Rajoy y Ábalos será el turno de Pedro Sánchez, que expondrá su programa de gobierno y su intención de construir un gran acuerdo por la regeneración. Como llevan haciendo los últimos días, los socialistas apelarán a los 350 diputados de la cámara para responder con su voto a una única pregunta: si tras la sentencia de Gürtel, Mariano Rajoy puede continuar como presidente del Gobierno.

Una vez que concluya el debate entre Rajoy y Sánchez, habrá un receso y después -el jueves por la tarde o ya el viernes- será el turno de los grupos parlamentarios, en orden de menor a mayor representación.