La rehén del atacante de Lieja: “Me dijo que quería cocer a la policía”

La Fiscalía de Bélgica confirma que los primeros elementos de la investigación apuntan al ataque terrorista

La mujer de la limpieza que el atacante de Lieja mantuvo como rehén en un instituto aseguró este miércoles que el hombre le dijo que su objetivo era “cocer” a los agentes de policía, tan solo minutos antes de ser abatido por una patrulla local.

“Me dijo que quería cocerles, señalando a la policía“, relató la mujer, Darifa, en un testimonio recogido por la radiotelevisión pública belga RTBF, sobre el ataque que ayer costó la vida a dos policías y a un estudiante en Lieja, atribuido al belga Benjamin Herman.

La mujer relató que se encontraba dentro del instituto Leónie de Waha hablando con el vigilante de seguridad del centro cuando vio al dueño del edificio contiguo y a otras tres mujeres correr buscando refugio.

En su intento de cerrar las puertas del instituto, acabó encontrándose “cara a cara” con el atacante, que llevaba dos armas de fuego en la mano.

La mujer explicó que le preguntó si era musulmana y si estaba haciendo el Ramadán, a lo que ella respondió afirmativamente, y el hombre le dijo entonces que “no se preocupara”, pues “no le iba a hacer daño”.

“Le dije que no estaba en el lugar correcto, que estaba en un colegio, que había muchos niños”, relató Darifa, que le indicó al atacante la localización de una salida por la que podía escapar con el objetivo de alejar el peligro de la escuela.

La mujer explicó que, cuando se echó a llorar por el shock de la situación, Herman le dijo que parara de llorar y que pensara en “sus hermanos palestinos y sirios”, que “es por ellos por los que tenía que llorar”.

Darifa dijo que el hombre no estaba “ni nervioso ni violento”, pero sí que se aseguraba de tenerla cerca de una ventana para que la policía que estaba fuera pudiera ver que tenía a una rehén.

Finalmente, explicó la mujer, Herman decidió acabar su periplo “en martirio” y salió del edificio, tras lo que fue abatido por la policía.

La Fiscalía federal de Bélgica confirmó este miércoles que los primeros elementos de la investigación alrededor del tiroteo sugieren que “podría haber sido un ataque terrorista”.

“Los elementos que nos hacen pensar esto son el modus operandi, igual que el que el Estado Islámico muestra en algunos vídeos, el hecho de que el sujeto gritase “Alá es grande” durante el ataque y que éste había estado en contacto con personas radicalizas“, aseguró en rueda de prensa el portavoz de la Fiscalía , Eric Van Der Sypt.