Los Warriors liquidan a Houston y vuelven a citarse con Cleveland en las Finales

Los Golden State Warriors se han clasificado para las Finales de la NBA, donde volverán a encontrarse con los Cavaliers de LeBron James por cuarta temporada consecutiva, tras imponerse a domicilio a Houston Rockets (92-101) en el séptimo y definitivo encuentro de la final de la Conferencia Oeste.

Desde 2014, cuando San Antonio Spurs batieron a Miami Heat, las Finales están monopolizadas por Warriors y Cleveland, que disputarán un cuarto asalto consecutivo y de nuevo con ventaja de campo para los primeros. Golden State ganó el anillo en 2015 (4-2) y 2017 (4-1), mientras que Cleveland se llevó la gloria en 2016 (3-4).

Igual que los ‘Cavs‘, los vigentes campeones llegaron a estar contra las cuerdas en su final de Conferencia al perder por 3-2, pero encadenaron dos victorias seguidas volviendo a exhibir su carácter ganador y pelearán por conquistar el sexto anillo de su historia.

Los Rockets, que fueron el mejor equipo de la liga regular, finalmente no pudieron contar con el lesionado Chris Paul en este séptimo encuentro, pero salieron muy fuertes para dominar la primera mitad y llegar a dominar por 15 puntos en el ecuador del segundo cuarto (48-33) de la mano de James Harden (32 puntos).

Sin embargo, los pupilos de Steve Kerr aplicaron su fórmula habitual en estos ‘playoffs’: sacar el rodillo en el tercer cuarto. Un parcial de 15-33 en este periodo, con Kevin Durant (34) y, sobre todo, Stephen Curry (27) funcionando a pleno rendimiento, volteó el marcador y dejó noqueado al equipo tejano.

Los Warriors tomaron la manija del partido y ya no la soltaron en el último cuarto, donde alcanzaron una renta máxima de 13 tantos (76-89) ante unos Rockets que perdieron toda su puntería y que fallaron la friolera de 27 triples seguidos, un récord histórico que encarriló su eliminación.

Disqus Comments Loading...