Torra desbloquea el Govern y sustituye a los consellers en prisión y huidos

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha firmado un nuevo decreto de nombramiento de los consellers que formarán su Govern, sustituyendo a los que se encuentran en prisión -Jordi Turull y Josep Rull- y a los huidos en Bélgica -Toni Comín y Lluís Puig-. Torra ha designado a los nuevos consellers después de que el Gobierno se ratificará en su negativa a publicar el decreto de nombramiento de los anteriormente propuestos, basándose en un informe encargado a los servicios jurídicos del Estado.

 

Según ha informado la Generalitat, Elsa Artadi (Junts per Catalunya), que en el decreto de nombramientos que Quim Torra firmó el pasado 23 de mayo figuraba como consellera de Empresa y Conocimiento y portavoz del Govern, será ahora consellera de Presidencia y portavoz, en sustitución de Jordi Turull.

Alba Vergés (ERC) será la nueva consellera de Salud y reemplazará al también republicano Antoni Comín; Damià Calvet (Junts per Catalunya) ocupará la cartera de Territorio y Sostenibilidad en lugar de Josep Rull; Laura Borràs (Junts per Catalunya) asumirá el departamento de Cultura en sustitución de Lluís Puig, y Maria Àngels Chacón (PDeCAT) se hará cargo de la consellería de Empresa y Conocimiento que deja Artadi.

El Gobierno Central, satisfecho

El Gobierno ha reivindicado hoy su firmeza y determinación para defender la legalidad ya que cree que eso es lo que ha permitido que Cataluña pueda contar a partir de ahora con un Govern “en condiciones de cumplir sus obligaciones y atender sus responsabilidades”.

Fuentes del Ejecutivo han hecho hincapié en que esa posición del Gobierno de Mariano Rajoy es la que ha obligado al presidente catalán, Quim Torra, a rectificar y proponer hoy una nueva lista de consejeros.

Entre ellos ya no hay ninguno en prisión ni huido de España, por lo que el Ejecutivo deberá publicar en el Diario Oficial de la Generalitat el decreto con esos nombramientos.

Desde el momento de su publicación, dejará de aplicarse en Cataluña el artículo 155 de la Constitución, tal y como acordó el pleno del Senado después de avalar al Gobierno para recurrir al mismo ante la situación que vivía Cataluña.

Las fuentes citadas han recalcado que el Gobierno ha venido defendiendo el cumplimiento de la legalidad en todo momento y eso es lo que le llevó a no publicar el decreto de nombramiento de los consellers propuestos por Torra inicialmente.

Adoptó esa decisión porque entre ellos figuraban Jordi Turull y Josep Rull (ambos en prisión), así como Toni Comín y Lluís Puig, que permanecen huidos en Bélgica.

No obstante, el Gobierno solicitó un informe a los servicios jurídicos del Estado para determinar si podía seguir negándose a publicar el decreto con los consejeros.

Un informe que la Abogacía del Estado concluyó ayer y que avalaba la no publicación de la lista porque no se ajustaba a la legalidad que en ella hubiera esos consejeros encarcelados o fuera de España.

Hoy mismo el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, había remitido una carta al secretario del Govern, Víctor Cullell, en la que defendía el “control de legalidad” que sigue teniendo el Gobierno sobre los actos de la Generalitat a consecuencia del 155 y en la que aseguraba que esos nombramientos no tienen viabilidad jurídica.

El Gobierno, tras constatar esa viabilidad de la nueva lista de consejeros propuesta ahora por Torra, publicará el decreto correspondiente y se levantará automáticamente el 155.

C’S insiste en extender el 155

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha insistido por su parte en la necesidad de extender la aplicación del artículo 155 en Cataluña aunque se forme un nuevo Gobierno autonómico para impedir que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, “se salga con la suya”.

“Los demócratas no podemos caer en el juego de los separatistas”, ha señalado Villegas en los pasillos del Congreso, incidiendo en que la decisión de Torra de nombrar a tres nuevas consejeras en sustitución de los presos o huidos que había designado con anterioridad, forma parte de su “juego”.

Desde su punto de vista, el presidente catalán tras “jugar a forzar el enfrentamiento” ahora pretende dar a entender que “hay normalidad” y que se levante el 155, pero los “demócratas” no deben “caer en su juego” y tienen que mantener el control sobre los Mossos d’Esquadra, las finanzas de la Generalitat, la educación y la política exterior.

Preguntado si el levantamiento del 155 facilita que los independentistas apoyen la moción de censura de Pedro Sánchez, Villegas se ha limitado a mostrar su deseo de que nadie que “quiera gobernar este país esté mercadeando con los separatistas sobre la unidad de España”. “Eso lo veremos el viernes”, ha añadido.

Leer más noticias sobre