Maroto, sobre la moción: ‘Se estarán frotando las manos Puigdemont, Torra, Rufián o Bildu’

El vicesecretario de Política Social y Sectorial, Javier Maroto, ha admitido este lunes que hay "cierta preocupación" en el PP ante la moción de censura que ha presentado el PSOE para echar a Mariano Rajoy tras la sentencia del 'caso Gürtel' y ha señalado que se estarán "frotando las manos" personas como el expresidente catalán Carles Puigdemont; su sucesor Quim Torra; el diputado Gabriel Rufían (ERC) o formaciones como Bildu.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, ha señalado que en este momento, la “mayor dificultad” que atraviesa España, una vez “superada la peor parte de la crisis económica”, es el “desafío en Cataluña”.

“Hemos pasado de tener una situación en la que los tres partidos constitucionalistas estábamos a una, incluso de cara a un nuevo 155, a que Sánchez dinamite ese consenso y tenga que pensar en aliados como Puigdemont o Torra, a los que él mismo llamaba los ‘Le Pen’ de España”, ha enfatizado.

Por todo ello, ha señalado que están en una situación “delicada” porque “siempre que se debilita la fortaleza de los constitucionalistas hay quien saca provecho”. “Con la decisión de Sánchez se estarán frotando las manos seguramente personas como Rufián, Puigdemont, Torra o los líderes de Bildu, que ven que sus votos también cuentan”, ha aseverado.

Maroto ha recalcado que para que el secretario general del PSOE sea presidente “tiene que contar con el apoyo de los 17 diputados independentistas, que quieren que Sánchez libere a los que ellos llaman presos políticos y que admita sus concesiones”. “El problema no es que salga, lo que me preocupa es el día siguiente, porque las reformas que Sánchez quiere hacer en el país las tiene que aprobar con Bildu, ERC y Podemos”, ha subrayado.

Después de que Cs exija elecciones anticipadas, Maroto ha señalado que el partido de Albert Rivera deberá explicar si “la palabra estabilidad entra en sus planteamientos” porque, según ha dicho, para el PP “es muy importante la estabilidad”, no solo por razones económicas, sociales y de empleo”, sino por el problema catalán que “afecta a todos”.

“Es la enésima vez que Pedro Sánchez intenta una investidura con los mismos números y los mismos partidos. Yo creo que fracasan no solo por los números, sino porque el proyecto es imposible, en el que los intereses son incompatibles”, ha concluido.