El fuerte viento pone en peligro el inicio de la Feria del Libro de Madrid

Madrid ha cerrado el Retiro por las fuertes rachas de viento a pocas horas de su inauguración

La previsión de fuertes vientos que ha provocado el cierre y desalojo del parque del Retiro amenaza la inauguración de la Feria del Libro de Madrid, prevista para este viernes a mediodía.

Fuentes de la Feria del Libro han explicado este jueves a Efe que más de doscientas personas que se encontraban ultimando los detalles de las casetas y los pabellones han sido desalojadas por orden del Ayuntamiento por la previsión meteorológica.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha elevado de amarillo a roja (riesgo importante) la alerta por tormentas y viento en la región, que además se adelanta una hora (a partir de las cinco de la tarde, y no de las seis) y se prolongará hasta las dos de la tarde de mañana viernes.

Montadores, libreros, repartidores y técnicos, entre otros profesionales, han sido evacuados “hasta nueva orden” para preparar las 363 casetas que tenían previsto abrir al público este viernes, día en el que la infanta Elena inaugura esta cita literaria, que este año cumple su 77 edición.

Si la alerta se levanta en las próximas horas, los trabajadores relacionados con la Feria del Libro podrán acceder al Parque del Retiro a las seis de la mañana para terminar de montar las casetas y finalizar los trabajos en los pabellones antes de la inauguración.

Más de 400 actividades programadas

Más de 400 actividades han sido programadas para la Feria del Libro de Madrid, que se celebrará a partir de este viernes en el Parque del Retiro, con Rumanía como país invitado, en una edición ante la que su director, Manuel Gil, tiene “expectativas elevadas”.

Internacionalización, digitalización y sostenibilidad han sido tres de las características destacadas por la organización de la 77 edición de la Feria del Libro de Madrid que durante 17 días llenará de libros el Parque del Retiro.

El cambio de tendencia de la evolución del sector del libro ya se vio en la feria del pasado año con un aumento del 8 por ciento en las ventas y tras ejercicios de “cierto pesimismo”, Manuel Gil ha dado un “cauto mensaje de optimismo y confianza” ya que ha aumentado tanto el consumo de libros como el gasto por español, estimado en unos 24 euros en 2017.

Un total de 363 casetas mostrarán las novedades y los fondos de editoriales, librerías, asociaciones e instituciones con cerca de 5.000 firmas de autores.

El poeta y crítico literario Mircea Cartarescu (Bucarest, 1965), considerado el más importante narrador rumano de la actualidad, será el encargado de la conferencia inaugural de esta edición, que tiene como protagonista a su cultura, en la que también participará la poeta y ensayista Ana Blandiana (Timisoara, 1942).

Más de 40 autores rumanos contemporáneos acudirán a Madrid durante esta feria en la que su país presenta su literatura y cultura bajo el lema “Historia por descubrir, historias por escribir”.

Con más de 70 actividades literarias, el pabellón de Rumanía y otros espacios de la feria acercarán la cultura de ese país a Madrid, Comunidad Autónoma en la que viven unos 240.000 rumanos del millón al que asciende en toda España.

Por eso, el español es el idioma al que más se ha traducido el rumano, según ha indicado la directora del Instituto Cultural Rumano en España, Ioana Anghel, que ha destacado que junto a escritores ya consagrados, acudirán a la feria autores menos conocidos, también de literatura infantil, además de ilustradores y cineastas.

Así, habrá debates y conferencias, presentaciones editoriales, proyecciones de películas basadas en obras literarias, exposiciones sobre el patrimonio cultural de Rumanía, talleres para niños, lecturas de obras dramáticas y actividades lúdicas al aire libre.

Latinoamérica en la Feria del Libro

En la feria tendrán también lugar varias actividades relacionadas con los países latinoamericanos, como el Encuentro de directores de Redes de Bibliotecas Públicas de Latinoamérica; las Jornadas “Iberoamérica, mercado y lectura” y el programa “Centroamérica edita”, por el que ocho editoriales independientes centroamericanas mostrarán sus libros.

Otro de los foros programados será el Congreso Internacional de Derechos de Autor y Propiedad Intelectual que se desarrollará los días 7 y 8 de junio organizado por el bufete de abogados Cremades&Calvo Sotelo y que reconocerá la labor del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa por su trabajo en favor de la propiedad intelectual.

Una de las novedades de esta edición es la apertura de un espacio para jóvenes que hasta ahora no existía en la feria: es el Espacio Jóvenes Car2go, en el que los fines de semana se organizarán actividades dirigidas al público entre 14 y 30 años.

El Pabellón Infantil volverá a la feria del libro con más de 100 actividades organizadas este año entorno al tema de los bosques en Rumanía.

Y en apoyo al movimiento Mujeres del libro, colectivo creado el pasado mes de marzo para reflexionar sobre el papel de la mujer en el sector, se celebrarán tres mesas redondas en esta feria del libro que, por tercer año consecutivo, será patrocinada por Bankia.

La vocación de sostenibilidad para lograr una feria “verde” contará también este año con la colaboración de la Asociación Plantamos Árboles y, junto a la recién constituida Asociación de Amigos de los Jardines del Buen Retiro, se creará una nueva actividad llamada el Árbol de la Feria, de tal forma que cada año se plantará en el parque un ejemplar relacionado con algún libro o temática.