La Asociación Médica Británica alerta de la falta de profesionales tras el Brexit

La Asociación Médica Británica (BMA) de Escocia alertó este miércoles del riesgo de que el sistema público de salud se vea afectado por la falta de médicos, ya que no se han hecho progresos para esclarecer cómo se permitirá la llegada de profesionales sanitarios tras el Brexit.

En un comunicado, la BMA afirmó que está “profundamente preocupada”, porque “prácticamente no se ha progresado” en la creación de un sistema migratorio que permita a los profesionales sanitarios trabajar en el Reino Unido, una vez abandone la Unión Europea (UE), previsiblemente el 29 de marzo del año que viene.

Declaró que no hay “absolutamente ninguna claridad” sobre la situación en que se encontrarán los doctores que decidan trabajar en este país, donde hasta ahora pueden “ejercer libremente” todos los que proceden de países comunitarios.

Recalcaron que los médicos europeos hacen “una contribución sustancial” al sistema nacional de salud (NHS), que cuenta entre su plantilla con un elevado número de trabajadores extranjeros, muchos de ellos procedentes de la UE.

Un informe divulgado en 2016 reveló que el sistema sanitario británico “colapsaría” si sus 57.000 trabajadores procedentes de la UE tuvieran que marcharse a consecuencia del Brexit. Peter Bennie, presidente de la rama escocesa de la BMA, dijo que sería “impensable” perder “esta importante cantidad de profesionales médicos”, por lo que instó al Gobierno británico a seguir los pasos del escocés en materia de reconocimiento de títulos.

Escocia anunció que seguirá reconociendo los certificados y títulos médicos emitidos en otros países tras el divorcio de Londres con Bruselas.

La secretaria de Salud, Shona Robison, argumentó que tras el Brexit puede haber “un menor reconocimiento transfronterizo de las calificaciones, un acceso tardío a las nuevas investigaciones y medicamentos, y menos derechos para que los pacientes escoceses reciban tratamiento en la UE”.

Leer más noticias sobre