Pablo Iglesias reprocha a otros dirigentes políticos que no “den la cara” como ha hecho él

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reprochado a otros dirigentes políticos que no hayan dado “la cara” ante sus militantes como ha hecho él y la portavoz de Podemos, Irene Montero, ante la polémica suscitada por la compra de un chalé. “Ojalá todos los dirigentes políticos en España hicieran lo mismo” ha asegurado Iglesias en declaraciones en el Congreso en el día en el que empieza la consulta a las bases de Podemos -concluye el domingo- sobre su permanencia en sus respectivos cargos políticos.

Ha insistido en que tanto él como Montero deben “someterse al criterio” de los que les han situado en esa responsabilidad, después de que algunas voces de su partido hayan cuestionado su credibilidad al adquirir una casa que les ha costado más de 600.000 euros.

Iglesias ha recordado que otros líderes no se han comportado de la misma manera, refiriéndose al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que en su día prometió que “jamás investiría a Rajoy” y debería haber dado “la cara” antes sus afiliados por no cumplir su compromiso.

“En este país no dimite nadie”, ha añadido Iglesias al recordar que otros dirigentes también dijeron que “dimitirían si había cualquier caso de corrupción en sus gobiernos” y no lo han hecho.

Belarra define la consulta como “gesto de valentía”

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, ha dicho este martes que le da “muchísima pena” que haya compañeros dentro de la formación ‘morada’ que critiquen a su secretario general, Pablo Iglesias, y a su portavoz parlamentaria, Irene Montero, por consultar a las bases si deben dimitir a raíz de la polémica suscitada tras la compra de un chalé en Galapagar de más de 600.000 euros.

“Esas críticas creo que no son correctas porque hay compañeros que conocen como es su vida y saben el acoso al que han estado sometidos últimamente”, ha subrayado Belarra en una entrevista en ‘Los Desayunos de TVE’ en la que ha pedido participación en la consulta: “Deberían apoyar a Irene y Pablo”.

En este sentido, la diputada ha definido dicha consulta como un “gesto de valentía” por parte de Iglesias y Montero porque “demuestra su generosidad de anteponer el proyecto de Podemos a ellos mismos” y cree que esta votación es “uno de los momentos claves en la configuración del espacio del cambio”.

En línea con otros miembros de su partido, Belarra ha justificado los escraches que sufrió en 2013 la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y ha señalado que “no se puede comparar” con el “acoso” que, a su juicio, están “sufriendo” Montero e Iglesias por parte de “una pandilla de fascistas”.