Podemos Andalucía se alinea con ‘Kichi’ y su “coherencia” frente a la polémica del chalé

El secretario de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, ha advertido este lunes de que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; y la portavoz parlamentaria del partido, Irene Montero, “no valoraron bien el impacto” que tenía en la opinión pública la adquisición de un chalé en la madrileña sierra de Guadarrama por un valor de 600.000 euros y ha dicho sentirse más de acuerdo con “la coherencia” del alcalde de Cádiz, José María González, que defendió su “compromiso de vivir como la gente corriente” en “un piso de currante”.

En el turno de preguntas en rueda de prensa, Pérez ha considerado que es “obvio y sería de una ceguera enorme” negar el impacto que ha tenido este asunto y “no se midió bien”, al tiempo que ha apuntado que se trató de “una decisión propia personal”. “Veremos lo que pasa en la consulta. El debate está en las bases y hay que ver cómo se resuelve”, ha señalado.

Tras mandar un mensaje “claro y firme” de “apoyo y solidaridad” a Iglesias y Montero por “el acoso” de la derecha mediática y de la extrema derecha, ha indicado que en las próximas horas habrá más detalles sobre el procedimiento para realizar esta consulta.

“La respuesta la tienen que dar las bases”, ha señalado Pérez, quien, no obstante, ha dicho sentirse más cercano a “la coherencia” del alcalde de Cádiz, José María González. “Me siento más representado por esta valoración”, ha indicado.

En este sentido, ha explicado que el alcalde de Cádiz lanzó una nota de prensa en relación a la donación que realiza del 40 por ciento del sobrante del sueldo y “en esa valoración hay una frase sobre cómo debe vivir un representante público”, pero “no hace una declaración en contra de Iglesias y Montero”.

“El es alcalde porque le duelen los problemas como al que más. Su coherencia y la certidumbre que trasmite no deja lugar a dudas sobre el respaldo de los gaditanos”, ha subrayado Pérez, quien personalmente no ha tomado aún la decisión de si participará o no en la consulta.

Por último, ha destacado que esta circunstancia no ha alterado la estrategia de Podemos. “Nuestro trabajo sigue siendo el mismo”, ha asegurado, toda vez que el próximo domingo se celebrará el Consejo Ciudadano de Podemos en Andalucía.

“No hemos condicionado nuestro trabajo, que es de corte municipalista. No tenemos tiempo que perder y queremos llegar lo mejor posible a 2019, generando certidumbre y haciendo ver que somos una herramienta útil”, ha subrayado.

A Podemos Asturias tampoco le gusta

El secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa ha dado este lunes su opinión personal sobre la polémica compra de un casa en la Sierra madrileña por parte de Iglesias y Montero asegurando que “no le gusta y le ha dolido”.

Ripa, que ha participado en la concentración convocada por los sindicatos para reclamar subida de los salarios, ha manifestado que “ni pretende ni quiere decir lo que tienen que hacer las personas y él sólo explica lo que hace él y lo que hace Podemos en Asturias”. En este sentido ha destacado que en el Principado la formación “tiene un código ético mucho más estricto que en el Estado”.

“En mi caso cobro 12 pagas de 1.965 euros, he donado 40.000 euros desde el inicio de la legislatura, vivo en un piso de alquiler en el barrio de Pumarín que me cuesta 300 euros y ese dinero fluye a proyectos sociales. Queremos dar el mensaje de que de la crisis y la precariedad que estamos sufriendo saldremos todos juntos, no saldremos primero unos y luego otros, ese es el compromiso que yo asumo y que no espero que los demás lo hagas, pero lo considero la forma en la que yo veo que hay que actuar”, ha dicho

En todo caso, Daniel Ripa ha criticado la “intolerable persecución que están viviendo Pablo Iglesias e Irene Montero, con la mayor campaña de acoso y derribo de la Democracia”. Una persecución que va “desde el hospital hasta su domicilio y hasta cualquier aspecto de su vida privada”, algo que no se ha visto anteriormente y que considera “peligroso a nivel democrático”.

Respecto a la decisión secretario general y la portavoz han hecho es poner sus cargos a disposición de la militancia mediante una consulta a las bases sobre su continuidad, Ripa tampoco se ha mostrado muy favorable. “Creo que no hablar de precariedad, de corrupción y de otras cosas y que hablemos de la decisión privada y personal de nuestros dirigentes creo que es peligroso y no es bueno. No es algo de lo que tendríamos que estar debatiendo esta semana”, ha dicho.