El M5S y la Liga entregan el Gobierno italiano a Giuseppe Conte, profesor sin pasado político

El jurista y profesor de Derecho es el candidato pactado por su partido y por la Liga Norte como nuevo primer ministro

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga Norte (LN) propusieron este lunes al jefe del Estado italiano, Sergio Mattarella, que el jurista Giuseppe Conte, de 54 años, sea quien encabece un Gobierno en el país entre ambas formaciones.

Ahora, el presidente de la República deberá valorar este nombre y dar su beneplácito para encargarle formar gabinete en las próximas horas.

El nombre lo confirmó el líder del antisistema M5S, Luigi Di Maio, en una nota publicada en las redes sociales en la que señaló que Conte es un hombre que "puede llevar adelante" el pacto de Gobierno que los dos partidos han firmado.

Di Maio consideró que Conte, profesor de derecho y sin experiencia política, será "un primer ministro político de un Gobierno propuesto por dos fuerzas" que han sido votadas por los italianos.

Los líderes del Cinco Estrellas y de la ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, han acordado proponer a Conte como jefe del Ejecutivo, después de que los dos se presentaran como candidatos a este puesto en las elecciones generales del 4 de marzo, en las que ningún partido o coalición consiguió mayoría suficiente para gobernar.

En los primeros días tras los comicios, Di Maio y Salvini reivindicaron para sí el derecho a dirigir el país, pero su discurso se fue modulando y en las últimas semanas los dos reconocieron que estarían dispuestos a apoyar a una tercera persona si llegaban a un entendimiento en los demás asuntos. De momento, esta es la propuesta de los dos partidos que Mattarella deberá aprobar.

En tal caso, Conte tendrá que aceptar el encargo de ser jefe de Gobierno, presentar su lista de ministros y después someter su Ejecutivo a la confianza en el Parlamento, algo que no será complicado, ya que el M5S y la Liga tienen mayoría en las cámaras.

Las dos formaciones han negociado durante los últimos diez días un proyecto político común, con una agenda, un reparto de carteras y un primer ministro, y hoy se lo han explicado a Mattarella.

El presidente de la República recibió primero a la delegación del M5S y después a la de la Liga y, después, los líderes de esas formaciones comparecieron ante los medios.

Salvini afirmó que Mattarella se tomará un tiempo para analizar ese nombre y reconoció que las dos fuerzas esperan sus indicaciones para poder avanzar en el camino para gobernar Italia. No vemos la hora", aseguró Salvini.

Indicó que el Gobierno que las dos fuerzas -de corte euroescéptico- quieren impulsar en Italia busca potenciar el crecimiento económico y fomentar las inversiones y las contrataciones estables. "Nuestro objetivo será hacer crecer la economía italiana para rebajar la deuda (...). El Gobierno que nazca será un Gobierno de esperanza, crecimiento y futuro", subrayó.

Por su parte, Di Maio declaró en su comparecencia que Italia se encuentra "ante un momento histórico" porque está a punto de ver nacer "la tercera República".

"Hemos indicado a Mattarella el hombre que puede llevar adelante con un liderazgo sólido el acuerdo de Gobierno que durante los últimos días" han pactado el M5S y la Liga, añadió.

Un programa político que estará centrado en expulsiones masivas de inmigrantes, bajadas de impuestos, subsidios, reformas en el sistema de pensiones y la petición a los socios europeos de revisar la política monetaria, el Pacto de Estabilidad, el Pacto Fiscal o el Mecanismo Europeo de Estabilidad.

"Nuestro objetivo es y será mejorar la calidad de vida de los italianos", recalcó Di Maio, quien se mostró "orgulloso" del resultado de las conversaciones entre la formación antisistema y el partido ultraderechista.

"Es una gran ocasión para Italia y quiero decir que hemos trabajado mucho. Estamos satisfechos con este trabajo (...) Esperamos que se pueda iniciar pronto este nuevo camino", puntualizó.

La Presidencia de la República ha informado en un comunicado de que Mattarella recibirá mañana en el Palacio del Quirinal, sede de la Jefatura del Estado, al presidente de la Cámara de los Diputados, Roberto Fico, a las 11.00 hora local (9.00 GMT), y una hora más tarde a la del Senado, Maria Elisabetta Alberti Casellati.

RELACIONADO