Obradovic o el Real Madrid en busca de la décima Copa de Europa

El conjunto de Pablo Iglesias vuelve a una final de Euroliga en busca de la Décima pero en su camino se cruza el Fenerbahce de Obradovic, quien también busca conseguir su Décima Copa de Europa con cinco equipos diferentes

El Real Madrid busca este domingo (20:00 horas/#0, Movistar Deportes 1) coronarse por décima ocasión en Europa, para lo cual tendrá que destronar en la final de Belgrado al Fenerbahce del maestro Zeljko Obradovic, quien puede también triunfar por décima vez en los banquillos, un choque de titanes para cerrar la Euroliga.

Los de Pablo Laso han logrado llegar hasta el último partido en una temporada complicada como pocas, en especial por las incidencias de lesiones y problemas físicos, entrada y salida de jugadores de la rutina de cada semana. El técnico vasco sacó a relucir una vez más su mayor cualidad, la de hacer equipo, tener a todos listo para el paso al frente, en caso de dificultades como las de este año.

La Décima pasa ahora por acabar con los turcos, un campeón con mucho fondo de armario y con su mayor ogro en el banquillo. Fenerbahce ha sido verdugo de los blancos en las dos últimas ‘Final Four’ de la Euroliga, eliminando a los de Laso en semifinales el año pasado y en el ‘playoff’ hace dos.

El Madrid, campeón en 2015 ante su público, busca ahora el premio gordo del título, después de sufrir para darse la opción de estar en el desenlace del Stark Arena. Las lesiones de larga duración de Anthony Randolph, Gustavo Ayón, Ognjen Kuzmic o Facundo Campazzo, pero sobre todo de Sergio Llull, han reforzado en cambio la conciencia de equipo de un Madrid que, desde que llegara Laso en 2011, es un habitual de la lucha por los títulos.

El cuadro español superó al CSKA ruso en semifinales, con una férrea defensa y con el acierto destacado de Llull, Doncic y Ayón. El ’23’, tras más de ocho meses de lesión, se apuntó ‘in extremis’ a la fiesta pero parece dispuesto a decidirla. Del mismo modo, el Madrid necesita la mejor versión de un Doncic que parece también en su mejor momento de la temporada, la última quizá antes de la NBA.

Salvo la duda de Campazzo, Laso tiene bien rodado a su equipo, todos listos para aparecer, como va a exigir un Fenerbahce también repleto no solo de estrellas, sino de actores secundarios. El cuadro turco disputa su tercera final seguida, después de eliminar a la revelación Zalgiris en semifinales, y quiere volver a ser campeón en un doblete que no ve la Euroliga desde 2013.

Pese a perder este año dos figuras como Epke Udoh o Bogdanovic, el equipo turco mantiene una plantilla de garantías. Brad Wanamaker, Jan Vesely, Kostas Sloukas o los italianos Luigi Datome y Nicolo Melli tienen calidad de sobra, como también demostró Ali ante los lituanos. El gen ganador lo pone un Obradovic que se siente en casa, al lado de la antigua Pionir donde comenzó su leyenda jugando en el Partizán.

El técnico más laureado de Europa busca la Décima corona, ganadas con cinco equipos distintos, Partizán, Joventut, Real Madrid, Panathinaikos y el año pasado Fenerbahce. Mr. Euroliga topa ahora con el Madrid de Laso, otra máquina de competir en su cuarta final en seis años ante el que fue su técnico como jugador blanco. De un modo u otro la de Belgrado será la Décima.

Ficha técnica.

Equipos.
REAL MADRID: Doncic, Causeur, Taylor, Thompkins y Ayón –posible quinteto inicial–; Llull, Randolph, Rudy Fernández, Reyes, Carroll, Tavares, Campazzo y Randle.

FENERBAHCE: Wanamaker, Guduric, Datome, Duverioglu y Vesely –posible quinteto inicial–; Melli, Sloukas, Kalinic, Thompson, Muhammed, Mahmutoglu y Nunnally.

Árbitros: Lamonica (ITA), Ryzhyk (UCR), Latisevs (LET).

Pabellón: Stark Arena.

Hora: 20.00/#0 y Movistar Deportes 1.