La juez del máster de Cifuentes pide a la Guardia Civil que revise los archivos de la URJC

La magistrada ha imputado a otros dos profesores de la universidad y a un alumno de la misma promoción de la exdirigente

La juez Carmen Rodríguez-Medel, que investiga el caso del máster de Cristina Cifuentes, ha solicitado a la Guardia Civil que se encargue de revisar y evaluar los archivos informáticos y otra documentación que remita la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) dentro de la investigación por un presunto delito de falsedad documental, han informado fuentes jurídicas.

Así lo ha pedido la instructora del caso, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, a los servicios técnicos del Instituto Armado después de solicitar a la universidad madrileña que facilite diversos archivos relacionados con el máster que dirigió el catedrático Enrique Álvarez Conde.

El pasado lunes, el director de ‘eldiario.es’, Ignacio Escolar, aportó a la jueza tres de las actas de convalidación con firmas falsificadas que demostrarían que aparte de Cifuentes otros diez alumnos se habrían beneficiado de un aprobado general con supuestas irregularidades.

El próximo 6 de junio, desfilarán ante la jueza los estudiantes de la Rey Juan Carlos que supuestamente obtuvieron un trato de favor similar al que habría tenido la expresidenta regional.

Ahora, serán técnicos de la Guardia Civil los que se encarguen de revisar y evaluar los datos informáticos que facilite la universidad en aras a dilucidar las supuestas anomalías detectadas en el máster de Derecho Autonómico impartido por Álvarez Conde, el mismo que cursó Pablo Casado en 2008.

Más imputaciones

Por otro lado, la juez ha imputado a otros dos profesores de esta institución y a un alumno de la misma promoción.

Fuentes jurídicas han confirmado la noticia adelantada por ‘El Independiente’ de que la magistrada ha citado para el próximo día 25 de junio a los docentes Rodrigo Martín y Susana Galera que impartieron clase en el máster de Cifuentes en el curso 2011-2012.

Galera era la profesora de dos de las tres asignaturas que le fueron convalidadas a la expresidenta regional mientras que Martín fue uno de los profesores que calificó con un 9 una de las asignaturas de Cifuentes, sin que jamás asistiera a clase.

También ha citado para el mismo día como investigado al estudiante Álvaro Morente, quien presuntamente fue uno de los diez alumnos que se benefició de las convalidaciones de asignaturas. A los tres citados les imputa un delito de falsedad documental.

Con estas tres imputaciones son ya diez las personas investigadas en este procedimiento, seis de ellos profesores universitarios.