Torra, elegido ‘president’ con la prioridad de construir la ‘república catalana’

Quim Torra ha recalcado que el presidente legítimo de Cataluña es Carles Puigdemont, que seguirá el mandato del referéndum del 1-O y que su objetivo como presidente de la Generalitat es la cohesión social y el desarrollo económico. Torra, que ya es presidente de la Generalitat -ha sido elegido por mayoría simple con 66 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones- ha abierto la segunda sesión del debate repasando los puntos básicos de su programa de gobierno, que esta vez ha detallado un poco más que el sábado, y haciendo algún que otro guiño al diálogo aunque siempre dejando claro que su mirada está puesta en una Cataluña independiente en forma de república.

Casi se podría decir que Torra ha tratado de mitigar las críticas por su perfil ultranacionalista y ‘supremacista’ que le han acarreado tanto su discurso inicial como su trayectoria previa en artículos y redes sociales. No lo ha conseguido.

Su retórica sobre la república ha sido continua y abundante, aunque no ha habido referencias expresas a las estructuras del Estado independiente que figuraban en los planes de los líderes del ‘procés’. De hecho, se ha despedido con un “visca Catalunya lliure” tras dar las gracias a Carles Puigdemont -“te investiremos” ha dicho dirigiéndose al expresidente huido para subrayar el carácter subalterno y provisional que tiene su presidencia-, a los diputados que le han votado y a su familia. Puigdemont, por su parte, le ha felicitado de esta manera:

“Enhorabuena Quim Torra, Molt Honorable President de la Generalitat de Cataluña. Cultura y libertad, república y democracia. Todo mi afecto y apoyo, con un agradecimiento inmenso! Viva Cataluña!”, ha escrito en Twitter el expresidente. Lo primero que va a hacer Torra este martes es reunirse con Puigdemont en Berlín y después ofrecer una rueda de prensa conjunta con él.

En su primera intervención de este martes, ante el pleno del Parlament, sí se ha producido una petición de disculpas más formal que la que formuló hace un par de días: “Es hora de que evaluemos conjuntamente las lecciones aprendidas en los últimos meses. El sábado les decía que habremos de afrontar riesgos y hacer autocrítica de los errores. Yo soy el primero en hacerlo, por eso el sábado ya dije que pedía perdón por los tuits. Lo vuelvo a hacer. Lamento los tuits que publiqué hace seis años. Me arrepiento. También lamento si en algún momento, fruto de las urgencias del periodismo, he utilizado alguna palabra que no debería”, ha  proclamado en alusión a sus polémicos ataques a los españoles a los que, entre otras cosas, acusó en un tuit de solo saber expoliar.

Ahora bien, al margen de expresiones desafortunadas, su filosofía queda clara en esta reflexión que ha expuesto desde la tribuna casi al final de esa intervención: “La libertad tienen nombre de república, república catalana y española. Con la muerte de Franco, parecía que España podría ser una república. Siempre he entendido la relación entre Catalunya y España como una paradoja. El problema catalán no es solo el de la libertad de Cataluña, sino también el de España. Pero año tras año el Estado español nos ha condenado a la residualidad, la soberanía política de los catalanes fue finalmente reducida a una mera administración”. A lo que ha añadido para rematar esa primera intervención: “Que tengamos suerte en el camino que tomamos a partir de hoy. Por Catalunya y por la vida. Todo es ahora y nada. Muchas gracias”.

Torra, que ha hecho hincapié en la necesidad de tener un Gobierno catalán porque eso supone “capacidad de resistencia ante los juicios contra los dirigentes políticos catalanes”, en alusión a los líderes del ‘procés’ que han sido procesados por el Tribunal Supremo, ha reiterado uno de sus principales compromisos: “Volveremos a proponer todas las leyes que el Tribunal Constitucional ha suspendido, algunas de ellas aprobadas por unanimidad, también con el voto del PP”. Son, según ha recordado el propio candidato, 16 leyes en total.

Más adelante, al hablar de sus planes sobre vivienda, Torra se ha referido a la legislación aprobada por el Parlament y objeto de recurso al TC, en la que destaca la ley catalana de Medidas de Protección del Derecho a la Vivienda de las personas en riesgo de exclusión que fue recurrida y suspendida en 2017. Esa norma fue aprobada para dar respuesta a otra ley invalidada por el tribunal de garantías, la de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética. El futuro ‘president’ también se ha comprometido a elaborar un plan de vivienda para el periodo 2018-2019.

En el discurso que pronunció el pasado sábado en la primera sesión de investidura, Torra defendió una “república catalana” y dejó claro que uno de los ejes del nuevo gobierno catalán será la “recuperación” de las instituciones, para lo que creará un “comisionado” adscrito al Departamento de la Presidencia que elaborará un “plan de choque” para revertir los efectos “negativos” del artículo 155. “Les estoy hablando de la república de todos, de la república de todos los derechos, un país donde todos gocen de la plenitud de derechos”, ha afirmado este lunes el candidato y ha añadido:  “Seguimos apostando por el debate, el diálogo y las urnas como única manera para hacer avanzar la sociedad”. Según ha dicho, “defender la república es defendernos a todos, a los siete millones y medio de catalanes. La república somos todos”.

A partir de ahí, Torra ha ido desgranando una a una y por sectores todas las medidas que propone llevar a cabo en la legislatura. Y lo ha hecho abogando por una política de inversión social que se aleje del concepto de “beneficencia”. En sanidad, ha prometido elevar el salario de los profesionales o mejorar las listas de espera sanitarias, entre otras cosas.  “Nuestro modelo sanitario es de éxito. Tenemos que mejorar las condiciones laborales, recuperar los salarios y retener el talento”, ha dicho. Pero el eje de la política social -el ‘pal de paller’ en palabras del candidato- es la educación,  capítulo en el que ha anunciado  que implementará el decreto de escuela inclusiva, un aumento del profesorado y un impulso de la Formación Profesional.

En inmigración, Torra ha apostado por políticas de inclusión e integración. En cultura, ha explicado que equiparará el presupuesto a países del entorno y a defender un IVA superreducido. Sobre medio ambiente, ha asegurado que será un punto fundamental en su acción de gobierno. “Cataluña aprobó una de las primeras leyes en Europa contra el cambio climático y el Estado la llevó al Tribunal Constitucional. Entendemos el mundo como un préstamo a nuestros hijos y otros solo miran quién firma la ley”, ha subrayado, al tiempo que ha anunciado un plan para combatir la contaminación en Barcelona.

Arrimadas: “No son solo seis tuits”

Muy dura ha sido la réplica de la líder de la oposición y de Ciutadans, Inés Arrimadas, que ha empezado leyendo tuits algunos párrafos de artículos firmados por Torra para demostrar que no fueron algo casual y aislado sino la expresión de una ideología firmemente arraigada en el candidato. “No compare periodismo con xenofobia y racismo, por favor”, le ha dicho Arrimadas tras recordarle que “no son solo seis tuits”.

Entre los textos de Torra que ha citado Arrimadas, figura un artículo titulado “La lengua y las bestias”, en el que el candidato a la investidura empezaba refiriéndose a la obra “De cuando las bestias hablaban”, de Manuel Folch y Torres, para proseguir con este análisis de la situación en Cataluña: “Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua. 

Están aquí, entre nosotros. Les repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay algo freudiano en estas bestias. O un pequeño bache en su cadena de ADN. ¡Pobres individuos! Viven en un país del que lo desconocen todo: su cultura, sus tradiciones, su historia. Se pasean impermeables a cualquier evento que represente el hecho catalán. Les produce urticaria. Les rebota todo lo que no sea español y en castellano”.

La líder de C’s ha aprovechado para lanzar una pulla al Gobierno de la nación, al que ha vuelto a reprochar que no haya recurrido al Tribunal Constitucional el voto delegado de Carles Puigdemont, “un señor que está huido en Berlín tras haber dado un golpe de Estado” y con cuyo apoyo va a por ser investido Quim Torra.

A Arrimadas le ha llamado mucho la atención el exhaustivo listado de medidas que ha enumerado el candidato y se ha preguntado cómo piensa llevarlas a cabo en una legislatura que a todas luces será breve y marcada por la provisionalidad del Ejecutivo que se va a formar en Cataluña pero tutelado desde la capital alemana. Además, ha puesto el acento en las contradicciones que rodean a esta investidura y a lo que se pretende que salga del debate: “Ustedes quieren sustituir el Parlament por la asamblea de electos y el Govern por el Consell de la República, y dice que la persona que vamos a elegir hoy aquí no es el presidente de la Generalitat, que el verdadero ‘president’ está en Berlín”.

Sabriá: ‘ERC es la garantía de que se preservará la diversidad’

ERC, que no se siente cómoda con los planteamientos excluyentes de Torra por mucho que vaya a votar a favor de su investidura, se ha encargado de poner límites al antiespañolismo del candidato. Y es que la formación liderada por Oriol Junqueras se ha esforzado mucho por ensanchar su base social, rebasando los estrechos márgenes del nacionalismo de barretina. “La diversidad nos hace ricos, nos engrandece como pueblo, nos hace más fuertes a la hora de emprender el camino de la libertad. Este país lo hemos construido entre todos, con la llegada de gente de todas partes del mundo, todos son ciudadanos de Catalunya y desean un país más próspero, más libre y más culto”, ha afirmado el portavoz republicano, Sergi Sabriá, al tiempo que ha presentado a su partido como la máxima garantía de que se preserven estos principios. La cuenta oficial de ERC así lo ha reflejado:

Sabriá ha justificado la necesidad de formar un Govern de una forma similar a como lo ha hecho Torra. “La configuración de un Govern es una manera de institucionalizar el conflicto”, ha dicho y ha añadido: “Queremos seguir construyendo una mayoría sólida e incontestable a favor de la república, queremos convencer a más gente, en contraste con un gobierno que no lo hace”.

Iceta, la cabra catalana y el socialista catalán

Miquel Iceta, primer secretario del PSC y portavoz de los socialistas en el debate, ha avisado a Torra de que tenga mucho cuidado para no provocar el efecto contrario del que se pretende con la formación del Govern, el levantamiento del artículo 155 y de la intervención de la autonomía: “Una Constitución catalana no tiene cabida en nuestro margen constitucional. (…) Como no querríamos que el artículo 155 se aplicase de nuevo, les emplazamos a que no lo vuelvan a provocar, como ocurrió los días 6 y 7 de septiembre y 27 de octubre”.

El líder del PSC ha preguntado a Torra si el diálogo ofrecido a Rajoy es realmente sin condiciones. “¿Sin poner la independencia y la república sobre la mesa? ¿Esto lo sabe la CUP?”, expresando su incredulidad ante ciertos planteamientos ‘buenistas’ del candidato que se contradicen abiertamente con la mayoría de sus propuestas y con los apoyos con los que cuenta para ser investido.

También Iceta ha citado un artículo firmado por Torra quien, por lo que se ve, ha sido un escritor muy prolífico. “¿Cuándo usted mira a Cataluña nos ve a todos o solo a una parte de los catalanes?”, ha preguntado el socialista al hilo de un texto que lleva por título “El PSC y la cabra catalana”, en el que el autor se fijaba en la recuperación de una especie de cabras, originarias de Cataluña, y afirmaba que “la raza del socialista catalán, que durante la República contó con un rebaño considerable, y unos nombres de prestigio como Serra y Moret o Rafael Campalans, ha entrado en un proceso de decadencia ineluctable, al mezclarse con la raza del socialista español. Las esperanzas puestas en el ejemplar Josep Pallach, desgraciadamente, se vieron frustradas, por una muerte prematura. Aquello aceleró el final Los cruces con la raza del socialista español fueron aumentando y aumentando, hasta llegar a mutar el propio ADN de los autóctonos. Hoy nada es más igual a un socialista catalán que un socialista español. La vieja y honorable raza del socialista catalán se dará por extinguida, aunque, de manera totalmente acientífica, haya ciertos individuos que se reivindican como sus continuadores”.

Iceta se ha fijado en una propuesta de Torra que puede parecer anecdótica pero cuyos efectos, aún por evaluar, pueden ser devastadores. Se trata de la colocación de un gran lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat, en apoyo de los líderes del ‘procés’ que se encuentran encarcelados. “Preservemos determinados espacios que deben ser de todos (…). Para nosotros, la noción de respeto sigue siendo muy importante. Aún más en una sociedad dividida como la nuestra”, ha señalado Iceta que ha recurrido a un ejemplo para alertar sobre las consecuencias de exhibir desde instancias oficiales determinados símbolos: ¿Qué ocurriría si alguien se presentara a una oposición para un empleo público luciendo un lazo amarillo? ¿Tendría más opciones que alguien que no lo lleve?

Domènech, contra la ‘Cataluña de los hermanos Badia’

Como la tónica del debate han sido las continuas referencias de los portavoces a la abundante producción literaria y a las afinidades ideológicas del candidato, no podían dejar de aparecer los hermanos Badia, los héroes filofascistas de Torra y sicarios de Francesc Macià ascendidos a la categoría de iconos del independentismo catalán del siglo XX. Los ha citado el líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, para asegurar que “Cataluña es de todos los catalanes” tras reprochar a Torra que no le contestara el sábado qué piensa de los españoles y de los catalanes. Domènech ha citado al diputado de ERC Joan Tardà, quien dijo: “Malditas las patrias, por catalanas o españolas que sean, que excluyan a parte de sus hijos”. Y ha lamentado que en los cinco meses que han pasado desde las elecciones el bloque independentista haya sido incapaz de encontrar a un candidato progresista.

La CUP, indispensable para la investidura, estará en la oposición

El diputado de la CUP Carles Riera ha incidido en el acuerdo que tomó este domingo el Consejo Político de su formación para dejar claro que los anticapitalistas facilitan la investidura de Torra con su abstención en respuesta a un “momento excepcional” en el que hay que “sumar fuerzas contra la represión del Estado”. Pero la CUP estará en la oposición, una decisión que Riera ha argumentado afirmando: “Queremos hacer oposición para materializar soberanías, para mantener un conflicto democrático con el Estado”. Y es que pese a la radicalidad del candidato, la CUP lo ve mucho más tibio de lo que le gustaría. “No podemos dar apoyo a su gobierno porque no se plantea en términos de desobediencia y confrontación”, ha reprochado Riera, quien también ha lamentado que Torra no le haya dado certezas sobre políticas sociales que defiende su formación. Muy al contrario, considera que el nuevo ‘president’ llevará a cabo políticas de corte neoliberal.

La abstención de los cuatro diputados de la CUP, decidida el domingo, era indispensable para que en la segunda votación de este debate de investidura el diputado de JxCat saliera elegido presidente por mayoría simple, con los 66 votos favorables de su grupo y ERC y los 65 negativos del resto de grupos (Ciudadanos, PSC-Units, Catalunya En Comú-Podem y PPC).

Albiol a Arrimadas: “No le contesto porque no es usted mi rival’

El líder del PP catalán, como muchos de los que le han precedido en la tribuna de oradores, se ha fijado en los comentarios supremacistas y excluyentes del candidato. “El Gobierno de Catalunya pasará a manos de un hombre que ha decidido hacer invisible a la parte de catalanes que no pensamos como usted. Somos forasteros en su realidad nacional”, ha dicho y no le ha dado excesiva credibilidad a la propuesta de diálogo con el Gobierno de España: “Hoy nos ha vuelto a insistir en su voluntad de dialogar con el gobierno de España, pero no parece que vaya a ser muy sincera. Cuando dice que se quiere sentar con Mariano Rajoy, ¿piensa que el presidente del Gobierno se va a sentar a negociar cómo se trocea España? Le adelanto que no”.

Por cierto que Albiol le ha devuelto el golpe a Arrimadas con intereses. Al reproche que la líder de C’s ha dirigido al Gobierno central por no recurrir el voto delegado de los prófugos ha respondido: “No voy a contestarle a usted porque usted no es mi rival, mi rival es el independentismo”. Ha expresado su felicitación a la diputada por haber asumido el papel de líder de la oposición –el PP le ha reprochado con frecuencia que desapareciera tras las elecciones y no diera un paso adelante para someterse ella a la investidura- y ha avisado a Torra: “Somos conscientes de que habrá mucha escenificación, pero tenemos la fuerza de las ideas para plantar cara al independentismo. Es evidente que quiere seguir instalado en el conflicto, pero somos muchos más los que apostamos por la sensatez”.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sí ha respondido al líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, que le ha pedido prorrogar al artículo 155, pidiéndole “mesura”. El presidente ha señalado sobre la investidura de Torra que lo que ha escuchado en las últimas hora “no le ha gustado”, pero que él va a “juzgar los hechos”. “De cara al futuro vamos a apostar por el entendimiento y la concordia”, ha señalado, para a continuación advertir que la ley “se va a cumplir”. Después de que Rajoy hiciera esta declaración en Segovia, a donde se ha desplazado este lunes, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha anunciado que este martes el secretario general de su partido, Pedro Sánchez, acudirá a la Moncloa para analizar con el jefe del Ejecutivo la situación que se abre ahora en Cataluña.

La CE: no hay mayor desprecio que no hacer aprecio

Por cierto que sobre los mensajes xenófobos de Torra hay que destacar la reacción del portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, durante su rueda de prensa diaria. “No voy a dignificarlos con un comentario”, ha respondido a una pregunta directa sobre el tema, concretamente sobre ese artículo en el que el aludido calificaba a los españoles de “víboras, hienas y bestias con forma humana que destilan odio” y decía que presentan taras en su ADN. “Nuestra posición sobre este asunto es muy clara, expresada por el presidente (de la CE, Jean-Claude Juncker), el vicepresidente (Frans) Timmmermans y muchos antes. No quiero repetir ahora lo que es conocido universalmente”, ha añadido el portavoz en relación al conflicto secesionista catalán.

RELACIONADO