Apertura de la Embajada

Francia y Alemania piden “proporcionalidad” a Israel e Irán denuncia una “masacre” a “sangre fría”

Francia y Alemania coincidieron este lunes en pedir "proporcionalidad" a Israel en el uso de la fuerza tras los graves disturbios surgidos después del traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén. Irán ha denunciado lo que considera una "masacre" a "sangre fría" que ha causado por el momento más de 50 muertos y Egipto y Jordania han condenado el "uso excesivo" de la fuerza.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, pidió a Israel que haga un “uso de la fuerza estrictamente proporcional” y recordó el derecho de los palestinos a manifestarse pacíficamente. “Francia hace un llamamiento al conjunto de actores para que demuestren responsabilidad para evitar un nuevo enfrentamiento”, reclamó Le Drian en un comunicado.

Israel festeja hoy el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, lo que ha provocado multitudinarias protestas en Gaza, donde más de 40 personas han perdido la vida en enfrentamientos con las fuerzas del orden israelíes.

“Es urgente recrear las condiciones necesarias para la búsqueda de una solución política, en un contexto regional marcado ya por fuertes tensiones”, argumentó el ministro francés.

Le Drian, quien también fue ministro de Defensa durante el gobierno del socialista François Hollande (2012-2017), insistió en el rechazo de Francia a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de transferir la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

Para Francia, la decisión contraviene el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de Naciones Unidas, que reconocen que el estatus de Jerusalén “deberá ser determinado en el marco de unas negociaciones, como todos los parámetros acordados internacionalmente”.

El responsable de Exteriores reiteró que esta será la única forma de encontrar una “solución justa y duradera”, lo que se traduce en “dos Estados, que vivan uno junto al otro en paz y seguridad, teniendo tanto uno como otro a Jerusalén por capital”.

“Así lo dice el derecho y así debemos dirigir nuestros esfuerzos en favor de la paz en Oriente Medio”, concluyó.

Alemania también pide proporcionalidad

El Gobierno alemán advirtió de que en las protestas en Gaza se debe respetar el “principio de proporcionalidad” y llamó a las autoridades palestinas en la franja a “condenar la violencia”.

Una portavoz del Ministerio alemán de Exteriores aseguró en un comunicado que el día de violencia que se ha registrado en Gaza a raíz del traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén -con 52 muertos y más de 2.000 heridos- ha dejado al Gobierno alemán “consternado” y con una “grave preocupación”.

La libertad de manifestarse pacíficamente debe estar “también vigente en Gaza”, pero no se debe abusar de este derecho “para que escale la situación, para ejercer la violencia o para incitar a otros a que la ejerzan”.

Israel, por su parte, “tiene derecho a defenderse” frente a la violencia, pero aquí debe respetarse el “principio de proporcionalidad”, por el que “el uso de munición real sólo se emplea cuando otros métodos disuasorios menores no lleven a los objetivos y permanezcan amenazas concretas”.

“Las personas en la franja de Gaza están en una acuciante situación humanitaria de la que parece que no hay salida a corto plazo. Alemania sigue estando dispuesta a apoyar cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria”, agregó la portavoz.

No obstante, antes de que se pueda hablar de “las medidas necesarias para la mejora de las condiciones de vida en Gaza”, la situación “debe tranquilizarse”.

Por eso, el Gobierno alemán llamó a “las autoridades en la franja de Gaza a condenar la violencia y a la autoridades palestinas a recuperar el control en Gaza”.

“Todos deben implicarse para que la situación no se agrave aún más”, concluyó la portavoz de Exteriores.

Irán denuncia la “masacre” a “sangre fría”

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, denunció la masacre “a sangre fría” cometida por Israel en la frontera de Gaza, donde 41 palestinos han muerto y casi 2.000 han resultado heridos hoy por fuego israelí.

“El régimen israelí masacra a innumerables palestinos a sangre fría mientras protestan en la prisión al aire libre más grande del mundo”, escribió Zarif en su cuenta oficial de Twitter, en alusión a la Franja de Gaza.

El jefe de la diplomacia iraní también criticó que esto ocurre mientras el presidente estadounidense, Donald Trump, “celebra el traslado de la embajada ilegal de EEUU” de Tel Aviv a Jerusalén.

“Un día de gran vergüenza”, concluyó Zarif, cuyo país es un gran aliado del movimiento palestino Hamás, que controla Gaza.

Egipto y Jordania condenan el “uso excesivo” de la fuerza

Los Gobiernos de Egipto y Jordania condenaron el “uso excesivo” de la fuerza contra los palestinos por parte del Ejército israelí en las protestas en la franja de Gaza, donde han muerto al menos 52 personas y más de 2.000 han resultado heridas.

El Ministerio de Exteriores egipcio expresó en un comunicado su rechazo al uso de la fuerza “contra civiles palestinos indefensos” y contra “manifestaciones pacíficas para pedir derechos justos y legítimos”.

Asimismo, advirtió de las “consecuencias negativas de esta peligrosa escalada en los territorios palestinos ocupados”.

Egipto reiteró en la nota su apoyo a “los derechos legítimos del pueblo palestino, especialmente su derecho a establecer un estado independiente con capital en Jerusalén Este”.

Por su parte, el Gobierno jordano calificó de “crimen” el “uso excesivo de la fuerza contra manifestantes palestinos desarmados” y responsabilizó a Israel de la muerte y la herida de “un gran número de personas” en Gaza, según el portavoz, Mohamed Momani.

Citado por la agencia oficial de noticias, Petra, Momani añadió que miles de palestinos se manifestaron hoy para “expresar su derecho a regresar a sus hogares de acuerdo a sus derechos legales, políticos y humanitarias garantizados por la ley internacional”.

También desde Irak llegó la condena del Ministerio de Exteriores a las “medidas violentas de la entidad sionista contra civiles, que violan los derechos humanos”.

En un comunicado, expresó su rechazo tanto a los ataques contra los “hijos del pueblo palestino” como al traslado de la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

Hoy fue inaugurada la nueva sede diplomática de EE.UU. en Jerusalén, mientras que decenas de miles de personas se manifestaron en la frontera de Gaza con Israel en contra de esta medida, que representa el reconocimiento de la ciudad santa como capital israelí.