El barómetro de mayo de ‘El País’ sitúa a C’s y Podemos en cabeza y a PP y PSOE en la cola

La última encuesta de Metroscopia para 'El País', el barómetro de mayo, arroja un vuelco histórico en las preferencias políticas de los ciudadanos. Asegura este periódico que los dos partidos que han gobernado España desde 1982 atraviesan su peor momento de los últimos 35 años y, por primera vez, se ven superados por Ciudadanos y Podemos. La formación liderada por Albert Rivera seguiría siendo con gran diferencia el partido más apoyado si hoy se celebrasen elecciones generales, con el 29,1% de los votos. En segunda posición estaría Unidos Podemos, con el 19,8%. El PP bajaría hasta el 19,5% y el PSOE quedaría último con el 19%.

Este sondeo diseña un escenario distinto al del último barómetro del CIS, el que se conoció la semana pasada, en el que el PP seguía apareciendo como la primera fuerza con el 24% de los votos, seguido de Ciudadanos, con el 22,4%, el PSOE (22%) y Podemos y sus confluencias (19,6%). En el caso del CIS, se puede hablar casi de empate técnico entre los cuatro principales partidos, mientras que para Metroscopia ese empate se da solo entre tres de ellos, mientras que el partido naranja se despega y se coloca a mucha distancia del resto.

El barómetro del CIS se realizó en el primer tercio del mes de abril, mientras que la encuesta de Metroscopia se ha efectuado entre el 7 y el 9 de mayo. El buen dato de Ciudadanos, que le coloca a 9,3 puntos de distancia respecto a su inmediato perseguidor, le daría si hoy se celebraran elecciones hasta 110 escaños en el Congreso, con lo que estaría en disposición de formar Gobierno.

Otra gran novedad de la encuesta es la subida de Unidos Podemos hasta la segunda posición, aunque el partido de Pablo Iglesias y sus confluencias siguen estando por debajo del 21,1% alcanzado en las elecciones de 2016. De esta manera, se produciría finalmente el ‘sorpasso’ al PSOE que, junto al PP, lograría su peor resultado de la historia.

La suma de Ciudadanos y Unidos Podemos supera con claridad a la de PP y PSOE y se acerca ya al 50% del electorado. Los dos primeros alcanzan el 48,9%, mientras que los otros dos se quedan en el 38,5%. Hace apenas dos años, en las elecciones de junio de 2016, la situación era inversa: 34,2% frente al 55,7%.

Otro dato importante del estudio de Metroscopia es el que se refiere a la procedencia de los votos que irían a parar a Ciudadanos y Podemos. En el primer caso, hay un trasvase de apoyos que en los últimos comicios se alineaban con el PP. Pero, por lo que respecta al PSOE, solo un 3% de sus votantes preferiría ahora al partido de Iglesias. Otro 10% se habría movido hacia Ciudadanos y el resto están desmovilizados y en la abstención, que subiría cinco puntos, hasta el 35%.

Según el barómetro, la diferencia entre Unidos Podemos y el PSOE es que el primero es capaz de retener mejor a sus votantes. El 58% de los votantes de la formación de Iglesias la sigue prefiriendo frente al 49% que se mantiene fiel al PSOE. Y algo parecido ocurre en el campo de la derecha: Ciudadanos retiene al 70% de sus electores, mientras que el PP a apenas el 42%.