Rajoy advierte a Torra que le hará cumplir la ley tras oírle ‘cosas’ que ‘no nos gustan’

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado hoy su advertencia al candidato a presidir la Generalitat, Quim Torra, de que hará que se cumpla la ley en todo momento después de explicar que hay cosas de él que no le gustan.

“Lo que hemos visto y escuchado de Torra no nos gusta”, ha comentado Rajoy en su intervención en un acto del PP en Jerez de la Frontera (Cádiz) al mismo tiempo que ante el Parlament el candidato a presidir la Generalitat estaba pronunciando su discurso de investidura.

Un discurso que Torra ha comenzado reivindicando a Carles Puigdemont como “presidente legítimo” de Cataluña y prometiendo ser “leal al mandato del 1-O” para “construir un Estado independiente en forma de república”.

La coincidencia en el tiempo de ambas intervenciones ha impedido que Rajoy pudiera conocer detalles de las palabras de Torra cuando hablaba en Jerez, pero ha subrayado que lo visto y escuchado de él, además de que no le gusta, no es representativo de lo que es Cataluña.

Ya ayer, en otro acto en Cádiz, le reprochó una serie de comentarios a favor de las tesis independentistas vertidos en su cuenta de Twitter.

Y al igual que ayer también, aunque ha instado a esperar a juzgarle por sus hechos si logra la Presidencia de la Generalitat, ha lanzado a Torra el mensaje de que no podrá actuar al margen de la ley.

Rajoy lo ha garantizado y ha reiterado que se mantendrá la unidad de España y nadie podrá actuar contra la igualdad de todos los españoles porque esa es la base de la democracia.

El Gobierno estará muy vigilante

En un comunicado, el Gobierno ha acusado al candidato a presidir la Generalitat de Cataluña de haber ofrecido en la sesión de investidura un discurso “frentista, de pasado y alejado de lo que la mayoría de catalanes quiere”, y le ha advertido de que estará “muy vigilante” de los actos que cometa en el futuro su posible Govern.

“Cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida”, avisa el Ejecutivo, que recuerda además que la coalición Junts per Catalunya no ganó las elecciones. “Ni los que pretenden votarle representan a la mayoría del pueblo catalán”, agrega el Gobierno en un comunicado.

El Ejecutivo subraya en el texto que su discurso ha sido “una falta de respeto” a las instituciones de Cataluña y sus palabras han evidenciado “escasa voluntad y capacidad de diálogo”.

“Ha demostrado que no tiene ningún interés en construir un diálogo en el propio Parlament, en el conjunto de la sociedad y con nadie que no se someta exactamente a sus planteamientos”, señala el comunicado.

Acompañado, entre otros, por la ministra de Empleo, Fátima Báñez; del presidente del PP andaluz, Juanma Moreno; y del comisario europeo Miguel Arias Cañete, Rajoy ha dedicado gran parte de su intervención a destacar el cambio experimentado por España en cuarenta años de democracia y, especialmente, la recuperación económica y la creciente creación de empleo.