Eurovisión 2018 mantiene su histórico y elaborado sistema de puntuación

Eurovisión mantiene para su edición de 2018 el elaborado sistema de votación que genera una expectación entre el público similar a la de las actuaciones y que ya forma parte de la historia del concurso.

Todos los países con representación en la edición de este año, tanto los 26 que competirán hoy en la gala final del certamen, como los 17 que fueron eliminados en las semifinales, serán los encargados de elegir al ganador.

Después de que los 26 participantes hayan interpretado sus canciones, se dará paso a las votaciones, en las que habrá dos tandas de puntuaciones, una dada por un jurado formado por cinco profesionales de la industria musical y otra por el público.

En el caso de España, el jurado de este año está compuesto por las cantantes Brisa Fenoy y Conchita, el locutor Rafa Cano y los participantes de Operación Triunfo 2017 Miriam Rodríguez y Roi Méndez.

Por su parte, los telespectadores pueden votar llamando por teléfono, enviando un mensaje de texto o a través de la aplicación oficial de Eurovisión.

Tanto jurado como espectadores dan 12 puntos a la canción favorita, 10 a la segunda y de 8 a 1 para las ocho restantes de un total de diez; con la única limitación de que no pueden votar por su propio país.

Aunque la votación profesional y popular se divide a partes iguales, en caso de empate a puntos siempre tiene preferencia la elección del público.

No obstante, Eurovisión prevé un minucioso sistema de desempate por si el voto popular no es decisivo, siendo la canción que haya sido puntuada por un mayor número de países la que prevalece.

Si continúa la igualdad, vencerá aquella que haya obtenido más veces los 12 puntos, sistema que se repite sucesivamente hasta llegar a la que más veces le haya sido otorgado 1 punto.

En la muy improbable situación de que todavía hubiera dos o más países empatados, se impondría el que hubiese actuado antes en la gala.

El sistema se aplicará este sábado en la final de la 63 edición que se celebra en el Altice Arena de Lisboa, y en la que se conocerá al relevo del último ganador, el portugués Salvador Sobral con “Amar pelos dois”.