Puigdemont elige al expresidente de Òmnium Quim Torra como candidato a la presidencia de la Generalitat

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha elegido al diputado de JxCat y expresidente de Òmnium, Quim Torra, como candidato a presidir la Generalitat. Después de que el Tribunal Constitucional haya suspendido la reforma de la ley de la presidencia y haya impedido así que Puigdemont fuese investido a distancia, el expresidente de la Generalitat ha desvelado finalmente su "plan D", el cuarto candidato de JxCat a la investidura tras los frustrados intentos de investir al propio Puigdemont, a Jordi Sànchez y a Jordi Turull

Puigdemont ha anunciado su cuarto candidato en un vídeo desde Berlín, donde se encuentra residiendo, y junto a él estaban el propio Torra, la portavoz de JxCat en el Parlament, Elsa Artadi, y el diputado y alcalde de Valls, Albert Batet. Su elección permitirá desencallar la investidura tras varios meses de bloqueo: Torra no tiene causas judiciales pendientes y tiene los votos garantizados de su grupo y ERC, además de la abstención de la CUP.

En este mensaje grabado, Puigdemont ha agradecido a Torra que asuma la responsabilidad de dirigir Cataluña para iniciar “un periodo de provisionalidad” marcado por las condiciones “que impone el Estado”, entre las que ha citado al “existencia de presos y presas políticas y la amenaza permanente de continuar aplicando el 155”. Ha considerado que han dado “muchas oportunidades al Estado para que entienda que la respuesta a un conflicto político es el diálogo político y no la represión ni la regresión de derechos y libertades”, pero que “el bloque del 155 y los aparatos del Estado continúan enrocados en bloquear la política y avalar la represión y el recorte de derechos”.

Puigdemont, que espera que Torra recabe los votos suficientes en el Parlament, ha dicho que les corresponde a ellos “poner la responsabilidad que el Estado (…) no muestra ninguna voluntad de asumir” y ha culpado también al Estado de “continuar ocupando” las instituciones catalanas. En este contexto, ha pedido un “cambio de actitud del Estado en su conjunto”, porque, ha dicho, “desde el 21 de diciembre ya no tenía excusas, y tendrá menos a partir de la investidura para hacer lo que harían todas las democracias ejemplares, consolidadas y modélicas: reconocer, respetar, dialogar y pactar”.

Puigdemont ha considerado que es necesario formar Govern porque “tenemos de entrada el deber de restaurar los efectos nocivos del 155 y aplicar un verdadero plan de choque que ponga al día y permita recuperar políticas, personas e inversiones injustamente suspendidas, cesadas o congeladas”. Junto con la función que tendrá Torra, también ha evocado a la existencia de un “Consell per a la República” que tiene que contribuir a “desplegar el mandato del 1 de octubre”, pues se ha reafirmado en la voluntad de “hacer república”.

El propio Torra ha expresado en un tuit que acepta con “responsabilidad y voluntad de servicio al país” el encargo que le ha hecho Puigdemont, al que considera el “president legítimo” de Cataluña, y del resto de sus compañeros de JxCat.

Fuentes de JxCat han indicado que Puigdemont ya había comunicado personalmente su decisión, antes de hacerla pública, al presidente del Parlament, Roger Torrent; al expresidente de la Generalitat Artur Mas; a la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal; al portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, y a los cabezas de lista territoriales que concurrieron bajo estas siglas el pasado 21D.

La elección certifica de nuevo que haber dirigido alguna de las dos principales entidades soberanistas de Cataluña, la ANC y Òmnium Cultural, se ha convertido en los últimos años en un trampolín para pasar a la política activa en cargos de especial relevancia. La expresidenta de Òmnium Muriel Casals fue diputada de JxSí –hasta su muerte en febrero de 2016–, la expresidenta de la ANC Carme Forcadell fue presidenta del Parlament, y el expresidente de la ANC Jordi Sànchez es líder de JxCat en la Cámara y ha optado a la investidura en dos ocasiones –ambos están en la cárcel–.

Torrent empezará este viernes una ronda de consultas telefónica con los grupos sobre Quim Torra. Se hará por teléfono, “con el objetivo de poder anunciar un nuevo candidato o candidata a la Presidencia mañana mismo”, según un comunicado del Parlament.

¿Quién es Quim Torra?

El escritor, editor y diputado de JxCat Quim Torra (Blanes, Girona, 28 de diciembre de 1962), que fue presidente interino de Òmnium Cultural en 2015, ha sido designado candidato a liderar la Generalitat como 131 presidente y sucederá así a Carles Puigdemont, cesado en octubre en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Licenciado en Derecho por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), trabajó durante años en la empresa privada antes de trasladarse a Suiza, donde fue ejecutivo de una compañía aseguradora dos años, y regresó a Catalunya para dedicarse al articulismo y al ensayo político.

Ha publicado una decena de libros sobre historia de Catalunya, el periodismo y biografías, y en 2009 recibió el Premi Carles Rahola de ensayo por ‘Viatge involuntari a la Catalunya impossible’, un recorrido por la historia del periodismo catalán que mezcla historia y ficción para narrar la vida de Lluís Capdevila, Àngel Ferran y Francesc Madrid. En 2008 fundó la editorial A Contravent, especializada en el periodismo literario y de humor, que se ha centrado en la publicación de ensayos y en la recuperación de la obra periodística catalana de las décadas de 1920 y 1930.

Miembro de Òmnium y de la ANC, fue impulsor de una demanda contra el Tribunal Constitucional (TC) en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo por la sentencia de la corte española sobre el Estatut, aunque las instancias europeas rechazaron la iniciativa.

También fue gerente de Fomento del distrito barcelonés de Ciutat Vella durante el mandato de Xavier Trias (PDeCAT), y en junio de 2012 asumió la dirección del Born Centre Cultural –actual Born Centre de Cultura i Memòria–, cargo que dejó en septiembre de 2015, poco después de las elecciones municipales que ganó Ada Colau (BComú).

Cuando la presidenta de Òmnium Muriel Casals se incorporó en 2015 a la lista electoral de JxSí como número 3 por Barcelona, él fue designado presidente interino –ya era vicepresidente de la entidad–, hasta que en diciembre de 2015 se eligió a Jordi Cuixart como líder.

Al disolver el Parlament el presidente del Gobierno, decidió incorporarse como independiente a la lista liderada por Puigdemont, JxCat, como número 11 por Barcelona, y ahora preside la Comisión del Estatuto de los Diputados.

Fue precisamente Torra quien defendió el 1 de marzo la resolución del Parlament que buscaba legitimar al Govern cesado y a Puigdemont como presidente de la Generalitat, y avisó entonces de que JxCat no iba a retroceder “ni un milímetro” en defender la República. “Tenemos que decir más que nunca, de forma clara y serena, que nadie nos hará callar ni abdicar de los principios e ideas que defendimos ayer, defendemos hoy y defenderemos mañana. La causa de la independencia es legítima”, sentenció.

Los tuits xenófobos de Torra

Sus detractores le reprochan tener una visión etnicista del proceso soberanista alegando que, antes de saltar a la primera línea de la exposición mediática, publicó varios tuits despectivos “contra los españoles”.

Entre otros mensajes en su perfil de Twitter, Torra escribió que los españoles “no son demócratas ni tienen vergüenza ni saben hacer otra cosa que expoliar”. “Vergüenza es una palabra que los españoles hace siglos que eliminaron de su diccionario”, “Los catalanes votamos y los españoles vienen a vigilarnos, ¡fuera de aquí de una vez!” o “Escuchar al señor Rivera hablar de moralidad es como escuchar a los españoles hablar de democracia”, se puede leer en estos comentarios fechados en el 2012.

“Evidentemente, vivimos ocupados por los españoles desde 1714”, “Franceses y españoles comparten la misma concepción aniquiladora de las naciones que malviven en sus Estados”, “Fuera bromas. Señores, si seguimos aquí algunos años más corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles”, “Vamos en coches particulares y nos lo pagamos todo. No hacemos como los españoles” o “Sobre todo, lo que sorprende es el tono, la mala educación, la pijería española, sensación de inmundicia. Horrible”, son solo un puñado de ejemplos de la visión que el último candidato de Puigdemont tiene de los ciudadanos españoles.

Algunos de estos mensajes, la mayoría borrados del perfil de Torra, han sido recuperados este jueves tanto por el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, como por el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, quienes han adjuntado capturas de pantalla de algunos de sus polémicos tuits.

El posible Gobierno de Torra

Torra, que salvo sorpresa será elegido en segunda vuelta, presidirá un gabinete en el que la actual portavoz de JxCat, Elsa Artadi, se perfila como consellera de Presidencia y podría también asumir Gobernación, según diversas fuentes consultadas por Efe. Por parte de ERC, la persona de más alto rango será Pere Aragonés, que asumirá el cargo de vicepresidente y responsable de Economía.

El Govern tendrá un responsable de comunicación y portavoz, que todo indica que será Eduard Pujol, periodista y en estos momentos portavoz adjunto de JxCat en el Parlament.

Las carteras que corresponden a JxCat son Interior, que recaería en el exalcalde de Premià de Mar (Barcelona) Miquel Buch (PDeCAT); Territorio y Sostenibilidad, que sería para el edil de Mollerusa (Lleida) Marc Solsona (PDeCAT); Empresa y Conocimiento, que asumiría el alcalde de Valls (Tarragona), Albert Batet (PDeCAT), y Cultura, que dirigiría la diputada Laura Borràs (independiente).

ERC prevé situar en Asuntos Exteriores y Relaciones Institucionales al eurodiputado Jordi Solé y en Salud al director del CatSalut, David Elvira. La diputada de ERC en el Parlament Mònica Palacín iría a Enseñanza; la parlamentaria Ester Capella a Justicia; la directora de Igualdad del Govern cesado, Mireia Mata, asumiría Trabajo y Empleo, y la diputada en el Congreso Teresa Jordà, Agricultura, Ganadería y Pesca.

Reacciones al anuncio de Puigdemont

Tras conocer el anuncio de que Quim Torra será el próximo candidato, el Gobierno ha subrayado que cualquiera que aspire a ese cargo tiene la obligación de respetar la ley y gobernar para todos los catalanes, no sólo para una mitad. Fuentes del Ejecutivo han hecho hincapié en que en cualquier caso lo que es fundamental es que el candidato a estar al frente de la Generalitat debe saber cuáles son sus obligaciones. Entre ellas han destacado la de respetar la ley y estar en condiciones de cumplir con sus responsabilidades como president. Las fuentes citadas subrayan que el Gobierno siempre ha mantenido que Cataluña necesita un gobierno legal y efectivo, que se ocupe de los intereses de los ciudadanos y que gobierne para todos.

Por su parte, la portavoz del PDeCAT, Maria Senserrich, ha felicitado a Quim Torra como nuevo candidato a la Presidencia de la Generalitat, y ha llamado a preservar y culminar “el legado” de Puigdemont. En un apunte en Twitter ha mostrado todo su apoyo y agradecimiento a Puigdemont “por su decisión en estos momentos tan difíciles y excepcionales”. “Preservaremos su liderazgo y culminaremos su legado, todo el apoyo y la confianza a Quim Torra por el nuevo reto”, ha señalado.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, que se encuentra en prisión preventiva y está procesado por rebelión por su participación en el “procés”, ha deseado “suerte y aciertos” a Quim Torra. En un escueto mensaje en su cuenta oficial de Twitter, el exvicepresidente catalán ha escrito “sort i encerts@QuimTorraiPla¡” (suerte y aciertos).

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha lamentado que tras seis meses de bloqueo y ocho años de procés nos encontremos con otro candidato “puesto a dedo” por Puigdemont. “Necesitamos un Presidente que reconozca el fracaso del procés, que respete las leyes y las resoluciones y gobierne para todos”, ha señalado en un tuit.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha deseado que si Quim Torra se convierte en el próximo presidente gobierne “respetando la ley y las instituciones, y pensando en el conjunto del país y no solo en los independentistas”, aunque desconfía de que lo haga vista su trayectoria.

 

Por último, Xavier Domènech, líder de Catalunya en Comú Podem, ha lamentado en un tuit que Torras “no reúne ni la transversalidad ni la trayectoria necesaria para el momento que vivimos”.

RELACIONADO