Un juez de Badalona pide a una novia que se quite una chapa independenstista para casarla

Una chapa en apoyo a los soberanistas que están la cárcel ha causado polémica en el registro civil donde se celebraba una boda

En los últimos meses se ha convertido en algo habitual ver a partidarios del independenstismo portando lazos amarillos, chapas, esteladas y pancartas para pedir la libertad de los nueve exmiembros del Govern encarcelados desde hace casi medio año y otros líderes soberanistas, como Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Estos símbolos de protesta han estado presentes, por ejemplo, en todos los partidos que ha jugado el FC Barcelona en el Camp Nou, sin duda el mejor escaparate de los independentistas para reivindicar la liberación de los presos. El color amarillo también se coló en la final de Copa del Rey que disputaron Barça y Sevilla en el Wanda Metropolitano, donde los agentes de seguridad requisaron varias decenas de camisetas amarillas.

El artículo 155 de la Constitución y las protestas contra su vigencia en Cataluña también marcaron este año la celebración de Sant Jordi, con stands instalados en calles y plazas donde no solo se vendieron libros, sino que también se podían encontrar lazos amarillos, chapas o pancartas.

Lo que ya no es tan habitual es que estos símbolos independentistas se cuelen en una boda. Según cuenta el diario catalán ‘El Mon’, una chapa en apoyo a los políticos secesionistas encarcelados ha levantado una gran polémica en el registro civil de Badalona donde se celebraba una boda, debido a que el juez de la ceremonia se negaba a casar a una pareja si la novia no se quitaba la chapa que portaba.

El juez le dijo a la novia que respetaba sus creencias, pero que si no se quitaba la chapa no seguía con la ceremonia. El magistrado considera que el registro civil “es un organismo público que tiene que dar servicio a todo el mundo y debe ser neutral”. No obstante, la novia, según ha contado a ‘El Mon’, respondió al juez que “tenía una fotografía del Borbón y que esto tampoco es neutralidad, pero no ha servido de nada”. La novia también ha relatado que el magistrado le dijo que “si fuera de VOX o del PP también le haría sacar la chapa”.

El colectivo Crida per la Democràcia, ligado a Òmnium Cultural, ha cargado contra la actitud del juez durante la ceremonia. “Están recortando tantos derechos que una novia ya no tiene ni la libertad de decidir como quiere vestir en su boda”.