JxCat busca un plan alternativo tras descartar investir a Puigdemont de momento

JxCat busca a marchas forzadas un nuevo plan de investidura para evitar otras elecciones en Cataluña cuando se acabe el plazo de formar gobierno el día 22 de mayo tras el doble revés del Tribunal Constitucional y el Consell de Garanties Estatutàries al nuevo intento de investidura a distancia de Carles Puigdemont. La formación ya ha descartado forzar al Parlament a desobedecer para reelegirle.

Así lo considera el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol en una entrevista con Efe quien ha remarcado que tiene “claro” que el líder de JxCat, Carles Puigdemont, “volverá a ser presidente de este país”, sin acotarlo en el tiempo, porque no hay que “echar a perder” una figura que está “más fuerte que nunca” tras su puesta el libertad en Alemania a la espera de la euroorden.

Y ha subrayado que “ojalá” esta hipotética investidura de Puigdemont se pudiera producir antes del 22 de mayo, sin descartar que JxCat pueda activar un plan alternativo si esta vía resultara inviable, habida cuenta de la suspensión del Tribunal Constitucional y los recursos que se podrían presentar contra la modificación de la ley de presidencia para tratar de elegirlo a distancia.

“Si tenemos que tomar una decisión debe ser fruto de una reflexión” y la solución “será colectiva”, ha dicho el portavoz adjunto de JxCat, sin concretar si ésta se adoptará antes del pleno del 3 y 4 de mayo en el que el Parlament prevé debatir la ley de presidencia.

Tampoco ha descartado la repetición de elecciones, pues los comicios “siempre se tienen que contemplar”, ya que son “un elemento muy potente a la hora de hacer política”.

“Siempre tenemos que tener sobre la mesa la posibilidad de elecciones. ¿Queremos elecciones? No las queremos, pero en política no se puede desechar una carta como esta”, ha subrayado.

Levantar el 155

Pujol, en todo caso, ha admitido que el escenario “más cómodo y más útil” es la formación de Govern antes del 22 de mayo, pero a la vez ha reconocido que tiene “sus dudas” de que el Gobierno central, en ese caso, levante de forma inmediata el 155, porque “quien es tramposo lo es siempre y le cuesta mucho rehabilitarse”, ha dicho.

En este sentido, le cuesta “ver” que quien “ha sido tramposo hasta ahora” vaya a levantar el 155, porque desde el Estado “siempre buscan algún camino para tenernos atrapados”, ha remarcado.

En este punto, ha rogado a los que ejercen presión para que se constituya un Govern que pidan también “el compromiso firme de que se va a levantar el 155, y no en cómodos plazos, sino cuando haya un Govern”.

“Que no vengan con plazos, con trampas, con primera y segunda fase -de levantamiento del 155- o con amenazas de que ‘usted tiene que hacer bondad’, que no vengan con este juego”, ha advertido el portavoz adjunto de JxCat, que teme que el Estado no vaya a “jugar limpio” en este proceso.

Pujol ha dicho que “no tiene conocimiento” de que el expresidente catalán haya mantenido contactos con el Gobierno precisamente para garantizar la suspensión del 155, pero ha recordado que Puigdemont, actualmente en Berlín después de huir de España, ya insistió “hace meses” en la necesidad de diálogo.

Con la apuesta aún no descartada de investir a Puigdemont, Pujol ha dicho que “es importante mantener el compromiso” y ser “tozudos”, y ha añadido: “Aún no me quiero creer que ha vencido un Estado encaprichado en prohibir una investidura”.

Ha admitido que desde el 21 de diciembre JxCat, que ha propuesto hasta tres candidatos a la presidencia fallidos, ha estado “forzando la máquina” para “hacer pedagogía” y poner de relieve que, a su juicio, el Estado “no quiere aceptar el resultado de las urnas”.

La idea de JxCat, en todo caso, no es ahora apurar hasta la “prórroga” del 22 de mayo, pero “el calendario está abierto y tenemos que seguir jugando”, ha remarcado dejando así todos los escenarios abiertos.

RELACIONADO