Montoro pide ayuda a la oposición para aprobar las cuentas de “la España más próspera que se haya conocido”

El ministro destaca que las nuevas cuentas "distribuyen los frutos de la recuperación entre millones de españoles" y ponen "fin a la crisis"

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha defendido este miércoles el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 de vocación “profundamente social”, con el objetivo de “cerrar el legado de la crisis”, repartir los beneficios de la recuperación y abrir “una nueva etapa de mayor prosperidad y bienestar”, por lo que ha advertido a la oposición de que está “en sus manos” apoyar las cuentas para conseguir “la España más próspera que se haya conocido”.

Durante su intervención en el debate de totalidad para defender el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 en el Congreso, Montoro ha destacado que las nuevas cuentas reflejan el actual momento económico y “distribuyen los frutos de la recuperación entre millones de españoles”.

Montoro ha explicado que el “objetivo claro” de los Presupuestos es “cerrar el legado de la crisis económica a lo largo de la actual legislatura y abrir una nueva etapa de mayor prosperidad y bienestar para todos los españoles”, por lo que ha avisado a la oposición de que está en la mano de los españoles y los representantes públicos aprovechar la “oportunidad” que brinda la economía para construir en los próximos años “la España más próspera que se haya conocido nunca”.

“A eso responde el ánimo y el contenido de los PGE”, ha apostillado Montoro, quien ha asegurado que el proyecto refleja “el final de la crisis” y busca “redistribuir los beneficios de la recuperación”, por lo que ha pedido a los diputados que “abran las puertas al final de la crisis” permitiendo la tramitación y aprobación de las cuentas públicas, necesarias para más de 13 millones de españoles.

Según Montoro, que se ha mostrado muy “honrado” de presentar el proyecto de PGE, la crisis “está derrotada y tenemos el reto de cerrarla en esta legislatura”, por lo que ha instado a afrontar “juntos” el reto de la distribución de los beneficios de la recuperación para que haya “más crecimiento, más empleo, mejores salarios y mejores pensiones”.

Destaca la “credibilidad” del Gobierno

El ministro ha defendido que el proyecto de Presupuestos es “creíble” al proceder de la “credibilidad” de un Gobierno que en seis años ha frenado la recesión para “convertirla en crecimiento”, pasando de un déficit público del 9,3% en 2011 al 3,1% en 2017 y ha creado 2,5 millones de empleos, al tiempo que en ese periodo ha “protegido” el gasto social.

En esta línea, también ha defendido la “credibilidad” del Gobierno porque “ha aprovechado mejor que ningún otro en Europa las oportunidades de la política del BCE”, y por su política presupuestaria y de reformas estructurales como la bancaria, laboral o energética, que han contribuido a que la política monetaria se traduzca en “crecimiento económico, creación de empleo y nuevos recursos”.

A su vez, ha mostrado su “convicción” sobre la conveniencia de los Presupuestos porque el Ejecutivo puede “exhibir el aval de lo que los anteriores PGE aportaron”, con una política económica que “ha tenido resultados”, ya que el año pasado ya se recuperó el nivel del PIB antes de la crisis.

“Hoy está en marcha un crecimiento económico como nunca en el país, se traduce completamente en creación de empleo, está asentado en un sector exterior positivo”, ha enfatizado Montoro, quien ha aseverado que los españoles tienen por delante “las posibilidades de prosperidad que hace muy poco parecían imposible”.

Cuando no hay trabajo y empleo hay un gran fracaso social y es lo que estamos siendo capaces de cambiar desde las políticas y la formidable iniciativa de emprendedores”, ha añadido.

Vocación “profundamente social”

Asimismo, ha destacado la vocación “profundamente social” de los Presupuestos, que incluyen un gasto social del 56%, al tiempo que insisten en el compromiso con la estabilidad presupuestaria para, a partir de ella, seguir “alimentando” el crecimiento económico y la creación de empleo.

De esta forma, ha remarcado que los PGE de 2018 dedican más gasto social “que nunca”, con un 56% del gasto total (196.782 millones), así como 5.188 millones más para pensiones, hasta 144.834 millones, y son necesarios para 13 millones de personas de los que depende su renta.

Además, ha resaltado que aumenta la financiación a las autonomías, mejora el gasto en I+D+i un 8,3%, en industria y energía un 6% e incluye mejoras retributivas para funcionarios y subida de las pensiones, bajada del IRPF y mejoras a otros colectivos.

El titular de Hacienda ha afirmado que los PGE son de “los pensionistas” y ha garantizado que las pensiones seguirán actualizando según vaya aumentando la capacidad de la economía.

“Hay margen para mejorarlos”

Por último, se ha mostrado “convencido” de que “ningún diputado” del Congreso estará en contra de subir las pensiones y el sueldo a los funcionarios, mejorar la financiación a comunidades autónomas y corporaciones locales, bajar impuestos a rentas inferiores a 18.000 euros o aprobar nuevas ayudas a familias.

Por ello, les ha pedido que el proyecto pueda superar el debate de totalidad y salgan “al encuentro de los millones de españoles que se beneficiarán del contenido”, si bien ha dicho que “a partir de ahí seguro que existe margen” para mejorar los Presupuestos en el trámite relativo a las secciones.

El ministro ha concluido remarcando que “la recuperación es una realidad evidente”, si bien ha señalado que está “pendiente” reforzar la estabilidad política del país, ya que “si no hay estabilidad política en España de qué recuperación se estaría hablando”.

A su juicio, hay una “oportunidad” de que España tenga ante sí la mejor etapa de prosperidad y bienestar que ha tenido en su histórica económica.