Comín votará por delegación sin que lo impida el Gobierno aunque C’s sí lo recurrirá

La Mesa del Parlament, en la que JxCat y ERC disponen de mayoría, ha rechazado esta mañana las peticiones de reconsideración presentadas por Ciudadanos, el PSC y el PPC en contra del voto delegado del exconseller Antoni Comín. Por otra parte, el órgano de gobierno de la Cámara ha decidido agilizar la reforma de la Ley de Presidencia que permitiría la investidura a distancia de Carles Puigdemont.

La Mesa y la Junta de Portavoces se han reunido antes del inicio del pleno de este miércoles, previsto para las 10:00 horas, para analizar las peticiones de reconsideración formuladas por Ciudadanos, el PSC y el PPC, después de que ayer se aceptara la solicitud de delegación de voto planteada por Comín, diputado de ERC que se encuentra en Bélgica pendiente de saber si es extraditado o no a España.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo en una rueda de prensa desde Moncloa que el Ejecutivo estudiaría “todas las acciones legales” para frenar iniciativas de este tipo pero consideró que era mejor dejar el asunto en manos del Grupo Popular de la Cámara autonómica y de las demás formaciones constitucionalistas, especialmente de Ciudadanos. El PP no deja de repetir que debería ser el partido que ganó las elecciones el que llevara la voz cantante, máxime cuando se trata de emprender acciones judiciales cuyo desenlace no está plenamente garantizado. Y en el caso de la delegación del voto, hay dudas de que un recurso de inconstitucionalidad la rechazara para el diputado Comín cuando el expresidente Carles Puigdemont, también huido y actualmente residiendo en Alemania, ya puede ejercerla.

De momento, Ciudadanos ya ha anunciado que presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional aprovechando para criticar la “inacción” del Gobierno del PP. El partido naranja ha subrayado que no se puede dar un “premio” a los que “se saltan la leyes” y se encuentran “fugados” de la justicia.

Más claro está ‘a priori’ el resultado de un recurso contra la Ley de Presidencia, con la que Junts per Catalunya pretende investir a Puigdemont a distancia. El cambio de la ley, que se tramita por el procedimiento de urgencia, está pendiente del dictamen del Consell de Garanties Estatutàries solicitado por el PSC, que podría conocerse este jueves. A partir de ese momento se abrirá un breve plazo de presentación de enmiendas que, según JxCat, podría permitir que la reforma llegara al pleno que el presidente del Parlament, Roger Torrent, tiene previsto convocar para la próxima semana, concretamente para el jueves 3 de mayo, después del puente festivo.

RELACIONADO