Pedro Sánchez alerta de que el separatismo es una "amenaza también para Europa"

Sánchez se mostró convencido de que con el PSOE en el Gobierno "se habrían tendido puentes" con el independentismo

El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, alertó este domingo desde Wiesbaden (oeste de Alemania) contra el separatismo, que calificó de "amenaza no solo para España, sino también para Europa" y contraria a los "valores" y al "proyecto europeo".

"Nosotros, el PSOE, ofrecimos el diálogo repetidamente al independentismo catalán, pero no recibimos respuesta", afirmó Sánchez, ante los delegados del Partido Socialdemócrata (SPD) alemán, cuyo congreso extraordinario elegirá a su nueva presidencia.

En lugar de responder a esas ofertas de diálogo, añadió, el independentismo optó por "romper la ley", en un país, España, que es una "democracia sólida", donde impera el estado de derecho y se respeta "la pluralidad".

Sánchez acudió al congreso de Wiesbaden en su calidad de invitado internacional de un partido hermanado al SPD y como primera estación en la gira internacional anunciada por el líder del PSOE para contrarrestar la visión que está dando el independentismo de la crisis en Cataluña.

El líder del PSOE se mostró "convencido", como aseguró están "muchos españoles", de que con su partido en el poder no se habría llegado a una situación como la actual, sino que se habrían tendido "los puentes necesarios" para evitar el desafío independentista.

Sánchez se refirió asimismo al anuncio de disolución de la banda terrorista vasca ETA como "una buena noticia", tanto para España como para el resto de Europa, y elogió la cooperación internacional con que se combatió al terrorismo.

El líder del PSOE dirigió esas palabras en inglés, tras un breve saludo en alemán, y arrancó su discurso aludiendo a una fotografía que, dijo, preside su despacho, con la imagen del que fuera alcalde de Berlín y, luego, canciller socialdemócrata Willy Brandt.

Aludió ahí al Berlín partido por el muro, en tiempos de Brandt en la alcaldía, y recordó los rostros esperanzados con que la población recibió al entonces presidente de EEUU, John F. Kennedy, en su legendaria visita a la ciudad dividida.

"Sus rostros no reflejaban miedo, sino optimismo y determinación", dijo, para sentenciar que la socialdemocracia representa para Europa esa esperanza.

"Cuando cede la esperanza, hay quien se aprovecha de la situación", dijo, para aludir a las diferentes fórmulas de populismo que ofrecen "soluciones fáciles a problemas complejos", sean frente al terrorismo, a la inmigración o el cambio climático.

Sánchez habló en la apertura del congreso, que deberá elegir a la nueva presidencia, puesto al que optan la actual jefa del grupo parlamentario y exministra del Trabajo, Andrea Nahles, y la alcaldesa de Flensburg (norte), Simone Lange.

A Nahles le respalda en pleno la cúpula del partido, que la designó el pasado febrero tras la renuncia al cargo de Martin Schulz, mientras que Lange se presenta como alternativa más izquierdista, aunque con escasas posibilidades de éxito.

Sea cual sea la vencedora, el SPD alemán colocará así a una mujer en su jefatura, por primera vez para una formación con más de 150 años de historia y ansiosa de renovarse, tras hundirse en las pasadas elecciones generales en su mínimo histórico del 20,5 %.