González: ‘Los líderes secesionistas deberían estar libres hasta que haya sentencia firme’

El expresidente del Gobierno, Felipe González, ha defendido que los líderes independentistas “deberían estar en libertad hasta que no haya una sentencia firme”. González ha vuelto a ser el invitado, este domingo, del programa 'Salvados' de La Sexta, donde ha hablado largo y tendido sobre el conflicto catalán.

Concretamente sobre Junqueras González ha señalado que “yo lo tendría fuera de la cárcel, pero parece que algunos de sus compañeros de Gobierno lo prefieren dentro, entre otras cosas porque quieren reiterar lo que es punible”. Al menos. reconoce González, el señor Junqueras “no abandonó el barco como Puigdemont”. El consejo de González al dirigente independentista es que pida volver a la legalidad. “Que lo diga”.

Cuando Jordi Évole le ha preguntado si lo que hay en este momento son ‘presos políticos’, González ha contestado que no y ha añadido: “No hay ninguna razón para considerarlos así”. Otra cosa, ha explicado, es que prefiera ser garantista incluso con los que vulneran la legalidad y que los independentistas no estén en la cárcel de forma preventiva. ¿ Y el PSOE, qué le parece su postura?, ha planteado el entrevistador. “Yo estaba a favor del 155, más que de usar la justicia antes que el PSOE. Aunque yo del partido estoy de año sabático, no se si me durará uno o dos”, ha sido la respuesta del expresidente, dando a entender que espera que alguien ya no esté al mando cuando él decida volver de vacaciones.

El expresidente sí ha recordado que el líder del PSC, Miquel Iceta, ya sostuvo la idea de que los líderes del ‘procés’ deberían estar en libertad hasta que haya sentencia firme “en los mismos términos” y que en el PSOE “hay mucha gente que piensa” igual que él. Con todo, el mismo González ha insistido en que no quiere “comprometer al partido” y que no reclama un cambio en el discurso de los socialistas.

Por cierto que sobre el artículo 155 ha valorado la gestión de la crisis catalana por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha afeado no haber llevado a cabo la política “que se tenía que haber hecho”. A su juicio, hubiese sido “infinitamente menos costoso” que el precepto constitucional se hubiese aplicado “después de un intento de diálogo que falló”. Es más, ha defendido que el Ejecutivo debió actuar cuando el expresidente catalán Artur Mas convocó la consulta del 9 de noviembre de 2014. “Así se hubieran evitado todas las derivas que estamos viviendo ahora”, ha aseverado.

Sobre si Puigdemont es un exiliado político, la respuesta de González ha sido: “No, es un capitán que se fue a la orilla cuando el barco encalló”. Los independentistas, ha considerado, son capaces de confundir a la opinión pública, pero no a los estados europeos. En ese sentido, ha asegurado que “ninguno (ningún estado europeo) va a permitir poner en peligro de la UE y le digo, si un lander intenta ejercer el derecho de la autodeterminación el delito allí sería de cadena perpetua, y le aseguro que se lo tomarían en serio y serían más duros que aquí”.

En relación al auto del juez Llarena en el que se ha procesado a 13 líderes independentista, González también ha considerado que “faltan componentes del delito de rebelión”, aunque no niega que los políticos encarcelados hayan cometido delitos de “sedición y malversación”. Preguntado sobre la posible extradición a España del expresidente de la Generalitat, González ha señalado que sería “lógico” que el país germano lo entregase. Con todo, no cree que la imagen de España fuese a quedar perjudicada si no se produce la entrega.