El Ejército israelí investigará las muertes de 25 palestinos en las protestas en Gaza

La tensión en la región ha ido en aumento desde que se inició la Gran Marcha del Retorno

El general de brigada Moti Baruj dirigirá la investigación sobre la respuesta militar israelí que acabó con la vida de 25 palestinos en las protestas que comenzaron el 30 de marzo en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, informó la prensa local.

En medio de acusaciones de excesivo uso de la fuerza en las manifestaciones y marchas sucedidas en la valla de separación entre Israel y Gaza en las últimas dos semanas, el ejército israelí abrirá una investigación, como ha hecho en otras ocasiones.

Las dos últimas, tras la guerra de Gaza de 2014 y tras la muerte accidental de un miembro español de los “cascos azules” de las Naciones Unidas en el Líbano en 2015 a manos de un soldado israelí.

Una vez terminada la investigación se decidirá si se abre una pesquisa adicional de la Policía Militar.

La tensión en la región ha ido en aumento desde que se inició la Gran Marcha del Retorno, la movilización que reclama el derecho al retorno de los refugiados palestinos, y desde entonces han muerto 32 gazaties, tanto en protestas como en incidentes violentos en la valla, y que según sus organizadores continuará hasta el 15 de mayo.

El viernes 30 de marzo unas 30.000 personas acudieron a la frontera con Israel, y el reciente fin de semana lo hicieron otras 20.000 en cinco puntos de Gaza, donde se han levantado simbólicos campamentos permanentes y se celebran actividades durante la semana.

Diferentes organizaciones de derechos humanos han condenado lo que consideran un excesivo uso de la fuerza por parte de Israel y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido que se abra una investigación independiente.