Torrent avisa al Tribunal Supremo de que debe respetar las decisiones de la ONU

El president del Parlament asegura que la resolución de la ONU permite a Jordi Sánchez presentarse a la investidura

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha avisado de que el Tribunal Supremo “tendrá que decidir si respeta las decisiones de la ONU o sigue escribiendo una de las páginas más oscuras de su historia” con la investidura del candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Sànchez.

En una entrevista de La Vanguardia este domingo, ha asegurado que Sànchez tiene todos los derechos políticos y ha recordado que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas pidió, como medidas cautelares, que España garantice sus derechos políticos.

Por eso, ha sostenido que “sería incomprensible que el Supremo no respetara las resoluciones de Naciones Unidas” y, a su juicio, esta resolución obliga al Estado a permitir la investidura de Sànchez.

Asimismo, ha reivindicado que la decisión de la justicia alemana de liberar al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont pone en evidencia la justicia española y ratifica que un referéndum “no puede ser perseguido en un país democrático y menos como un delito de rebelión”.

Ha defendido que ahora el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena debería liberar al resto de presos soberanistas y “contribuir a generar un clima de normalidad democrática”.

Sobre la posibilidad de volver a plantear investir a Puigdemont, ha destacado que después de su liberación tendría que ser posible su investidura, pero que “el Estado español impide que pueda ser efectiva porque no se respeta su derecho político”.

Frente común

Preguntado por el frente común que quiere articular para defender los derechos políticos en Cataluña, Torrent ha explicado que su objetivo es que “sea una herramienta proactiva y eficaz, no puede quedarse en una fotografía y con buenas intenciones”, y que quiere que sea lo más transversal y amplio posible.

Ha afirmado que tendría que defender cuatro objetivos: la liberación de los presos soberanistas, la defensa de los derechos y libertades fundamentales, la recuperación de las instituciones y la reivindicación de la política “como única vía para resolver conflictos políticos”.

RELACIONADO