Rajoy respeta a la justicia alemana y asegura que no ha hablado con Merkel

Dastis ve desafortunadas las palabras de la ministra alemana de Justicia sobre Puigdemont: "no es lo más apropiado"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado hoy su respeto a todas las decisiones judiciales, tanto españolas como alemanas, y ha asegurado que no ha hablado con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la situación de Carles Puigdemont.

Rajoy, en declaraciones a los periodistas durante su participación en la segunda jornada de la Convención del PP en Sevilla, ha sido preguntado por la decisión de la justicia alemana de liberar a Puigdemont y por las declaraciones de la ministra de Justicia de ese país, Katarina Barley, en las que ayer consideró “absolutamente correcta” esa medida.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que el Gobierno español ha asumido su responsabilidad de poner en marcha el artículo 155 de la Constitución para restablecer la legalidad en Cataluña y, a partir de ahora, es necesario que se forme un Govern que necesita de un candidato viable y que cumpla la ley.

“Lo demás son decisiones judiciales y siempre he dicho y reitero ahora que las decisiones judiciales se cumplen y se acatan porque es el Estado de Derecho y el imperio de la ley”, ha añadido. Y se cumplen, ha agregado, tanto las decisiones de los tribunales españoles como las que adopten los de otros países.

Rajoy ha señalado que ahora hay una situación judicial en Alemania sobre la que ha recordado que tanto el Tribunal Supremo como la fiscalía española han dicho que están estudiando la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Europeo.

Declaraciones desafortunadas

Por su parte el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha calificado como “desafortunadas” las palabras de la ministra alemana de Justicia, Katarina Barley, apoyando la decisión de la justicia de su país de poner en libertad a Carles Puigdemont. “No es lo más apropiado”.

En declaraciones a su llegada a la convención nacional del PP en Sevilla, Dastis ha explicado que la euroorden se estableció para que los países miembros de la Unión Europea dejaran estas cuestiones “entre jueces” y “separadas de las opiniones políticas”.

En su opinión, “entrar a cimentar decisiones de los jueces” por parte del Ejecutivo alemán “no parece lo más apropiado en estos momentos”. “Me parecen declaraciones un tanto desafortunadas”, ha apuntado.

RELACIONADO