Masters de Augusta

Sergio García se hunde en el hoyo 15 y dice adiós a sus opciones a las primeras de cambio

Necesitó 13 golpes en un par 5 después de lanzar la bola al agua hasta en cinco ocasiones en el peor hoyo en la historia del Masters

El castellonense Sergio García ha protagonizado una decepcionante actuación en la primera jornada del Masters de Augusta, en el que defiende la ‘chaqueta verde’ conquistada el año pasado, después de protagonizar una actuación desastrosa en el hoyo 15, un par 5 en el que el castellonense necesitó 13 golpes después de lanzar la bola al agua hasta en cinco ocasiones.

Con Cabrera Bello, decimoséptimo y al par del campo como mejor español, Rahm con uno sobre el par y Olazabal con +2, Sergio García firmó una tarjeta de +9 que le deja fuera de la carrera por el título a las primeras de cambio.

El campeón defensor vivió el peor estreno posible. Su intento de revalidar la chaqueta verde, algo que solo lograron Jack Nicklaus, Nick Faldo y Tiger Woods, sufrió un directo al mentón en el hoyo 15. El de Borriol buscó hacer cima con a priori buenos golpes, pero lo rápido y poco receptivo del ‘green’ hicieron retroceder y caer a la bola en cinco ocasiones casi idénticas hacia el agua.

Sergio llegó al fatídico 15 con un más dos, después de una primera vuelta complicada en la que tuvo un ‘doble-bogey’ en el 7 y dos ‘bogeys’ (4 y 5). Dos ‘bridies’ (2 y 8) minimizaron daños de cara a unos segundos nueve en los que logró el ‘birdie’ en el 12, pero se desangró en el 15. El castellonense recortó un impacto con ‘birdie’ en el 16 para terminar en más nueve, con la difícil tarea el viernes de al menos pasar el corte.

Los 13 golpes de Sergio en el 15 igualan el peor hoyo de la historia del Masters, los mismos que hicieron Tom Weiskopf en 1980 y Tsuneyuki Nakajima en 1978. Un titular inesperado para el español, que salió de las quinielas en una primera jornada que cerraron en lo alto Henrik Stenson, Adam Hadwin, Charley Hoffman y Patrick Reed, con menos tres, a falta del turno de tarde.