El Ejército brasileño asegura que “repudia la impunidad” en torno al ‘caso de Lula’

La declaración de los generales ha sido interpretada como una presión sobre la Corte Suprema y como una amenaza de golpe de Estado

Al menos tres generales del Ejército brasileño manifestaron este miércoles su respaldo a una polémica declaración en la que el comandante de esa fuerza, Eduardo Villas Boas, declaró su “repudio a la impunidad” a horas del juicio que decidirá la suerte del expresidente Luis Inácio Lula da Silva.

La declaración, que algunos congresistas han interpretado como una presión sobre la Corte Suprema y otros como una amenaza de golpe de Estado, fue respaldada por los generales activos, Cristiano Pinto Sampaio, comandante de la Brigada de Infantería de Selva; José Luiz Dias Freitas, comandante del Comando Militar del Oeste; y Antonio Miotto, jefe del Comando Militar del Sur.

Así como lo hizo el general Villas Boas, sus subordinados manifestaron su opinión en sus cuentas en las redes sociales, en las que cuentan con miles de seguidores.

“Aseguro a la nación que el Ejército brasileño juzga compartir el anhelo de todos los ciudadanos de bien de repudio a la impunidad y de respeto a la Constitución, a la paz social y a la democracia“, dijo el máximo comandante del Ejército en el polémico mensaje en su cuenta en Twitter, en la que cuenta con 130.000 seguidores.

Pese a que el oficial no hizo ninguna referencia, el texto fue interpretado inmediatamente como su posición con respeto al juicio en que el Supremo Tribunal Federal se pronunciará este miércoles sobre el hábeas corpus con que Lula, condenado a 12 años de prisión por corrupción, intenta impedir su encarcelamiento.

“De nuevo el comandante del Ejército expresó las preocupaciones y los deseos de los ciudadanos brasileños que visten uniforme. Estamos juntos comandante Villas Boas“, expresó en su mensaje de respaldo el general Dias Freitas, que cuenta con 5.000 seguidores.

“El Ejército debe ser el guardián vigilante de la eternidad de Brasil. Siempre juntos comandante”, dijo por su parte el general Pinto Sampaio, que igualmente tiene 5.000 seguidores en Twitter.

“Estamos juntos mi comandante. En la misma trinchera firmes y fuertes. Brasil por encima de todo”, agregó el general Miotto.

Varios oficiales en la reserva, que desde que abandonaron las filas han aprovechado las redes sociales para manifestar posiciones políticas de los militares, también salieron en defensa del comandante del Ejército.

“Con la espada al lado, la silla montada, el caballo trabajando y aguardando sus órdenes”, aseguró el general de la reserva Paulo Chagas, que es precandidato a la gobernación de Brasilia.

Pese a que varios parlamentarios han criticado al comandante del Ejército por su intento de presión sobre los miembros de la Corte Suprema y por lo que consideran una amenaza de golpe, el Partido de los Trabajadores (PT), liderado por Lula, prefirió desmarcarse y decir que también repudia la impunidad.

La presidenta del PT, senadora Gleisi Hoffmann, acusó a la red Globo de televisión de tergiversar la declaración del oficial en un intento de presionar a los magistrados para que se pronuncien contra el hábeas corpus solicitado por Lula.

Es escandalosa la presión de la red Globo… Llegaron al colmo de asociar una declaración del comandante del Ejército al juicio marcado para hoy“, aseguró el PT en su comunicado.

“Así como defendió el general Villas Boas en las redes sociales, nosotros del PT siempre combatimos la impunidad y respetamos la Constitución, incluso en lo que se refiere al papel de las Fuerzas Armadas definido en la Constitución”, agrega la nota.

De acuerdo con el PT, Globo quiere repetir lo que hizo en 1964, año del último golpe de Estado en Brasil, “cuando incitó a los jefes militares contra el gobierno constitucional”.

Más contundente fue el exprocurador general de la República Rodrigo Janot, para quien la declaración del general no fue “buena”. “Si es lo que parece, otro 1964 será inaceptable. Pero no creo realmente en eso”, dijo.

Pese a que el Gobierno ha preferido no pronunciarse sobre la declaración, el ministro interino de Defensa, general Joaquim Silva e Luna, dijo en declaraciones al diario O Globo que la “población puede estar tranquila” con respecto a lo que fue dicho ya que el oficial no defiende el uso de la fuerza para nada.