La Legión sanciona a una soldado por no acudir al desfile de la Inmaculada por cuidar a su hija

Su superior alega que "su ausencia de un acto relevante supuso una lesión a la disciplina" y que por ello debe ser sancionada

La Legión ha sancionado a una soldado con tres días de multa por no asistir a los actos de celebración de la Inmaculada Concepción, patrona de la Infantería, el pasado 8 de diciembre. Según informa El País, la dama legionaria, perteneciente al Tercio Juan de Austria, con sede en Viator (Almería), alegó que no podía asistir al desfile porque no tenía quien cuidara de su hija de dos años.

La mujer explicó que el día de la fiesta nacional cerraban todas las guarderías y ante la dificultad de ‘colocar a la niña’ decidió pedir un día de asuntos propios, que le fue denegado. Su marido, que pertenece a la misma unidad, también corrió la mima suerte, por lo que no contaba con ningún otro familiar que pudiese hacerse cargo de la menor.

La resolución sancionadora señala que “es su responsabilidad desplegar los medios a su alcance, organizándose como estime conveniente, sin trasladar su deber de cuidado de los hijos a la institución castrense”. El jefe del Tercio al que pertenece califica como “necesidades del servicio” la asistencia al desfile, aunque este acto no tenga nada que ver con la instrucción, la seguridad o el cumplimiento de misiones, y señala que estas obligaciones tienen que primar sobre el derecho a la conciliación familiar. Además, señaló que “su ausencia de un acto relevante supuso una lesión a la disciplina” y que por ello debe ser sancionada.

La mujer tiene reconocida una reducción de jornada de una hora diaria para el cuidado de su hija, con la consiguiente reducción de salario, que la exime también de participar en guardias, maniobras y otros actos, pero “supeditado a las necesidades del servicio”.