El desafío soberanista catalán

La Fiscalía investigará si hay un delito de rebelión en las protestas y acciones vandálicas de los CDR

La Fiscalía de la Audiencia Nacional investigará si puede haber un delito de rebelión en las actuaciones de protesta de los CDR (Comités de Defensa de la República), que en los últimos días han cortado carreteras y ocupado peajes para reivindicar la libertad de los políticos presos por el "procés".

El ministerio público ha explicado en un comunicado que esas actuaciones pretenden subvertir el orden constitucional y que la Fiscalía, como garante del mismo, “actuará con contundencia” para llevar a sus autores ante la Justicia. A su juicio, las acciones llevadas a cabo por los autodenominados CDR “pudieran constituir delitos de rebelión, malversación y otros delitos contra el orden público”.

Durante este domingo y lunes, un grupo de activistas han ocupado varios peajes, como el de la autopista AP-7 a la altura de La Roca del Vallès (Barcelona) y otros puntos de la provincia de Tarragona, o el de la C-32 a la altura de Sitges (Barcelona), en dirección a la Ciudad Condal, y han levantado las barreras para permitir que los vehículos puedan circular sin tener que pagar.

Unas actuaciones que, según la Fiscalía, “ponen en peligro no solo la paz pública y el orden constitucional, sino la misma esencia del sistema democrático”.

Por ello, y aunque el ministerio público no ha especificado cuántas diligencias ha abierto por el momento, sí que ha precisado que la Fiscalía de la Audiencia Nacional, “con el apoyo de la Fiscalía General del Estado”, investigará junto a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado “estas conductas, más allá de las meras y concretas acciones individuales”.

“No puede obviarse -continúa la Fiscalía en su comunicado- el hecho de que con su actuar lo que se pretende es la subversión del orden constitucional, amparando y ensalzando con violencia a personas judicialmente investigadas por los más graves delitos que pueden darse en un Estado social y democrático de Derecho, como es la rebelión”.

Estas protestas son parte de la campaña promovida por estos grupos de acción independentistas para la Operación Retorno de Semana Santa, que culmina este lunes, con el objetivo de que los conductores se saltasen los peajes.

“Durante esta Operación Retorno de Semana Santa, vengas de donde vengas, no pagues ningún peaje”, señala uno de los mensajes que los CDR ha difundido en los últimos días en su cuenta oficial de Twitter, acompañados de lemas como “No tendrán a quién mandar, si nosotros desobedecemos”.

Otra de las acciones de protesta tuvo lugar el domingo cuando cortaron la carretera C-13 a la altura de Térmens (Lleida) para celebrar una “procesión” independentista, con cruces amarillas y un paso de Semana Santa en el que portaban una urna como las utilizadas en la votación del referéndum del 1-O.

Además, en la AP-7 a la altura de L’Hospitalet de l’Infant (Tarragona), los activistas desplegaron una pancarta en la que se leía “Bienvenidos a la república catalana”.

La CUP ha salido este lunes en apoyo de los CDR y ha hecho un llamamiento a detener su “criminalización”.
Desde su cuenta oficial en Twitter, la CUP se ha hecho eco del anuncio de la Fiscalía y ha replicado: “¡Detengamos la criminalización del pueblo! Nosotros, con los CDR y su lucha popular, masiva y no violenta”.

También, el diputado de Junts per Catalunya (JxCat) en el Parlament Quim Torra ha animado este lunes a la ciudadanía catalana a sumarse a los CDR, en respuesta al último anuncio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Desde Twitter, Torra se ha hecho eco de la noticia y ha escrito: “¿A qué estáis esperando para implicaros en vuestro CDR del barrio o de la ciudad?”.

En otro tuit, Torra ha respondido a las críticas del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a las acciones de los CDR: “El acto vandálico más grave que se ha cometido en los últimos meses ha sido la aprobación del 155 por el PSOE/PSC”.

El PP compara a los CDR con la kale borroka

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado este lunes que los CDR le “recuerdan” a la kale borroka, y ha responsabilizado a los Mossos, en concreto, a los “cuadros intermedios”, de no impedir los “altercados” que estos grupos están llevando a cabo en Cataluña.

“Me recuerda a lo peor que vivimos en la política vasca”, ha lamentado en una entrevista en RNE, en la que ha afirmado que los catalanes “no se merecen” que haya “grupos torpedeando autopistas o haciendo altercados”. Según Maroto, estos “grupúsculos” que protagonizan “semiviolencia y altercados” son “la herencia que deja el procés”, que le recuerda “desgraciadamente” a “lo peor” que se ha vivido en el País Vasco. “Suenan un poco a la kale borroka”, ha enfatizado.

 

Preguntado sobre el papel de los Mossos en las protestas de los CDR de este domingo en las barreras de los peajes en la AP-7, el dirigente del PP ha señalado que si su misión es “impedir estas cosas”, y aún así se están produciendo y “no hay consecuencias”, es que “alguien no está haciendo su trabajo”.

Eso sí, Maroto ha matizado que la responsabilidad no es de la cúpula de los Mossos, que fue relevada a raíz de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, sino de los “cuadros intermedios” que no se vieron afectados por los cambios. “En los Mossos se tomó la decisión de cambiar la cabeza máxima y el señor Trapero fue destituido inmediatamente, pero no se continuó en la cadena de cambios en los mandos de los Mossos porque se consideraba que era una decisión temporal, de muy poca duración”, ha explicado. “El artículo 155 lleva casi cinco meses aplicados y en ocasiones vemos situaciones así, pero las decisiones de tomar una posición o no en por ejemplo un altercado en una autopista muchas veces es de cuadros intermedios y siguen estando los mismos”, ha ahondado.

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reclamado este lunes al Gobierno que actúe e incremente las medidas de seguridad en Cataluña ante los “comandos separatistas violentos” que, según ha advertido, se están organizado para bloquear la comunidad, sobre todo un día como este lunes de operación retorno. En la rueda de prensa, tras la reunión de la Comisión Permanente, Rivera se ha mostrado preocupado por la violencia de estos días en Cataluña, por lo que ha instado al Gobierno a “hacer algo”.

Se ha dirigido directamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, así como a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, porque si alguien “no está haciendo lo que tiene que hacer con los Mossos” son ellos, que tiene la potestad en Cataluña por la aplicación del artículo 155. “Pido a Rajoy, que es quien gobierna en Cataluña que, por favor, garantice la seguridad y movilidad de todos los catalanes”, especialmente en días de grandes desplazamiento como hoy, porque una comunidad no puede estar “en jaque” por unos “comandos separatistas violentos”.

También se ha referido a las amenazas a cargos públicos y sus familiares, así como a jueces, policías y todos los que “defienden las leyes democráticas” y a la necesidad de que el Gobierno garantice su seguridad ante el “acoso” de estos comandos. Para esta actuación cuenta con el “apoyo incondicional” de Ciudadanos, ha afirmado Rivera, quien considera que no vale la “equidistancia” ante los que se saltan la ley. “No podemos permitir que la violencia de unos pocos siembre el terror”, ha advertido.

 

RELACIONADO