La Soledad y el Cristo Yacente se ‘encuentran’ en última procesión de Madrid

GRAF3544. MADRID, 31/03/2018.- Salida del paso del Santísimo Cristo Yacente. en la plaza de la Villa, que se une a la procesión de la Soledad, hoy Sábado Santo en Madrid. EFE/J.P.GANDUL |

La última procesión de la Semana Santa en Madrid, la de Nuestra Señora de la Soledad y el Desamparo, ha hecho hoy el recorrido previsto por el casco antiguo de la capital, hasta su encuentro con el Cristo Yacente, acompañada por cientos de fieles emocionados al son de tambores y en una tarde soleada.

Esta procesión, que data del siglo XVIII, es una de las más antiguas y emocionantes que se celebran en la capital española y de las más esperadas y devotas por el “encuentro” que se produce a mediados del recorrido entre la virgen y el Cristo.

Organizada por la Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo, esta procesión ha puesto fin a las previstas para la semana santa madrileña, acompañada hoy por buen tiempo, con algo de frío y viento, pero en una tarde soleada que ha permitido la participación de las hermandades.

La procesión ha contado este año con la compañía musical de la Sección de Instrumentos de la Cofradía de Cristo, a la Cruz, y de la Verónica, en la Cruz de Guía; la banda de Nuestra Señora de la Soledad de Madrid ha acompañado al Cristo y la Banda San Fernando Rey, de Burgos, ha ido junto al paso de la Virgen, junto con las bandas de la Soledad y de la Unión Musical “El Maestro”.

La imagen de la Virgen de La Soledad es una talla de Juan Pascual de Mena, del siglo XVIII, y el Cristo Yacente es también una talla, aunque más reciente, del siglo XX, procedente de los Talleres Olot.