Toni Cantó: “El único que legisla contra la financiación irregular de los partidos políticos es Ciudadanos”

"El PSPV persiguió el asunto de los trajes de Camps y parece que su candidato hizo algo parecido"

El responsable del Área de Anticorrupción y Transparencia de Ciudadanos (Cs), Toni Cantó, ha asegurado que “el único que legisla contra la financiación irregular de los partidos políticos es Ciudadanos”.

Cantó ha censurado, en un comunicado, que “la corrupción vuelva a ser protagonista en la Comunitat Valenciana” y ha considerado “gravísimas” las informaciones referidas a la presunta financiación irregular del PSPV y Bloc en 2007 que se investiga judicialmente.

El representante de Ciudadanos ha exigido “explicaciones” y ha lamentado que los máximos dirigentes de estos partidos “estén intentando escurrir el bulto”.

“La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que vestía camisetas contra la corrupción del PP, ahora cuando se apunta a sus socios de coalición –en alusión al Bloc, que forma parte de Compromís– por presunta financiación ilegal guardia silencio”, ha expuesto Cantó.

El también diputado nacional de Cs ha considerado también que el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, “debería pasar de las palabras a la acción y tomar decisiones en favor de la regeneración democrática y la transparencia”.

“El PSPV persiguió el asunto de los trajes de Camps y parece que su candidato hizo algo parecido, según publican los medios de comunicación”, ha añadido Toni Cantó.

Igualmente, el representante de Cs ha manifestado que el presidente de las Corts Valencianes, Enric Morera, miembro del Bloc, “debe aclarar si continúa confiando en su jefe de gabinete, que aparece en todas las informaciones como presunto responsable”.

Cantó ha abogado por “legislar para que esto no vuelva a suceder, algo que no ha hecho el Botànic porque, según se está viendo ahora, estaban haciendo lo mismo que hemos denunciado con el PP”.

El diputado ha explicado que Cs ha presentado una propuesta de ley en el Congreso, que se debatirá en los próximos días, “para que las cuentas sean transparentes y el Tribunal de Cuentas pueda fiscalizar las cuentas de los grupos municipales y autonómicos”.