Rusia expulsa a dos diplomáticos españoles por el caso del espía envenenado

Rusia ha continuado este viernes con su respuesta a la expulsión de diplomáticos de los países occidentales por el caso del espía envenenado en Reino Unido. Dos diplomáticos españoles tendrán que abandonar el país, después de que el embajador español fuera citado en el Ministerio de Exteriores junto a los embajadores el resto de países europeos que tomaron represalias por el ataque químico en suelo británico.

Los expulsados españoles son el agregado militar, el coronel Ricardo Pardo, y el canciller y agregado de la Embajada, Carlos Roa, según han informado fuentes diplomáticas. Ambos tienen el mismo nivel que los dos diplomáticos rusos expulsados desde España.

El embajador de España en Moscú, Ignacio Ybáñez, fue convocado este viernes a la sede del Ministerio ruso de Exteriores para comunicarle que los dos diplomáticos españoles han sido declarados “persona non grata”, según informaron a Efe fuentes de la Embajada española en la capital rusa.

La embajadora holandesa fue la primera en informar de que dos diplomáticos del país tendrán que salir de Rusia después de la expulsión de dos funcionarios rusos de Holanda. El ministro de Exteriores británico, por su parte, anunció que tendrán reducir su personal diplomático en Moscú en el plazo de un mes. También tendrán que salir dos diplomáticos italianos, un finlandés, cuatro polacos y un sueco.

La represalia se produce día después de que el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, anunciara que 60 diplomáticos de EEUU tendrán que dejar el país, el mismo número al que Washington castigó, y que el consultado de San Petersburgo tendrá que cerrar.

La respuesta de Rusia se esperaba desde el pasado lunes, cuando al menos 26 países actuaron de forma coordinada contra Rusia por considerarla responsable del intento de asesinato con un agente químico del espía ruso Serguéi Skripal y de su hija el pasado 4 de marzo en Salisbury (Reino Unido). El Kremlin lo tachó de “chantaje colosal” y advirtió de que habría una contestación “simétrica”.

RELACIONADO