La defensa de Puigdemont no descarta que se le dicte prisión provisional en Alemania

El abogado Jaume Alonso-Cuevillas, que coordina la defensa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha admitido este lunes que contemplan la posibilidad de que el líder de JxCat, detenido el domingo en Alemania, pueda acabar en prisión preventiva en el país germánico: "Todas las posibilidades las contemplamos, por descontado. No podemos descartar nada". En declaraciones a TV3, ha explicado que este mismo lunes viajará a Hamburgo (Alemania) para encontrarse con los abogados alemanes que atenderán a Puigdemont, con los que dice tener "plena confianza"

Estos abogados serán los que analizarán la euroorden emitida por el Tribunal Supremo, por la que se detuvo a Puigdemont al norte de Alemania, y un juez “procederá a ver si los casos que vienen relatados constitutivos de delito se han producido”.

La comparecencia ante el juez de este lunes tiene la finalidad de que el juez verifique la identidad de Puigdemont y decida si le deja en libertad provisional o bien eleva la decisión a un tribunal superior que podría ordenar prisión provisional para la extradición. En ese caso empezaría el proceso para su eventual entrega a España, con plazos de entre 10 y 60 días.

Alonso-Cuevillas ha rechazado que se compare los delitos de rebelión y sedición en España con el de alta traición que contempla el Código Penal alemán, ya que de lo que se trata es de “ver si los hechos como se produjeron son compatibles”, no en buscar sinónimos. Así, ha reivindicado que los presuntos delitos por los que se pide la extradición de Puigdemont “requieren de violencia, y el problema que tiene la euroorden, igual que el procesamiento en España, es que no hubo violencia.

En principio, el problema con el que se encuentra ahora el expresidente catalán es que han aumentado las probabilidades de que su entrega a España se produzca por todos y cada uno de los delitos por los que le ha procesado el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, incluido el de rebelión. Este delito tenía difícil traducción a la legislación belga, motivo por el que el magistrado desactivó en su día la euroorden de entrega y detención. Pero no sucede lo mismo en Alemania, donde el artículo 81 del Código Penal considera alta traición contra la Federación “Quien intente con violencia o por medio de amenaza con violencia, 1. perjudicar la existencia de la República Federal de Alemania” lo que implicaría el intento de secesión de una parte del territorio. El mismo artículo establece en su punto 2 que “cambiar el orden constitucional que se basa en la Constitución de la República Federal de Alemania, será castigado con pena privativa de la libertad de por vida o con pena privativa de la libertad no inferior a 10 años”.

El artículo 82 el Código Penal alemán concreta un poco más. Comete alta traición contra un Estado Federal:

(1) Quien intente, con violencia o por medio de amenaza con violencia,
1. incorporar el territorio de un Estado total o parcialmente a otro Estado de la República Federal de Alemania o separar una parte de un Estado o,
2. cambiar el orden constitucional que se basa en la Constitución de un Estado, será castigado con pena privativa de la libertad de uno hasta 10 años“.

El abogado español del expresidente ha afirmado que no se ha puesto sobre la mesa pedir asilo para Puigdemont en Alemania, pero que cuando se reúna con la defensa alemana del expresidente de la Generalitat lo analizarán “todo”. “De entrada no está sobre la mesa, pero lo estudiaremos si fuera el caso”, ha puntualizado desde Bélgica.

Mientras esto ocurre en el plano judicial, en el político la portavoz de Junts per Catalunya (JxCAT), Elsa Artadi, ha explicado hoy que su grupo parlamentario busca la fórmula para que Carles Puigdemont sea un presidente no “simbólico” sino “de verdad”.

Después de que ayer la CUP se ofreciera a incorporarse a la Mesa del Parlament para “facilitar” una investidura a distancia de Puigdemont, pese a las medidas cautelares que impuso el Tribunal Constitucional para impedir tal posibilidad, Artadi ha abierto la puerta a que el líder de JxCat sea reconocido como president. “Con los elementos que tenemos, hay que ver cómo hacemos a Puigdemont presidente, no solo simbólico, sino president de verdad”, ha afirmado en una entrevista en TV3.

El expresidene catalán fue detenido este domingo en el ‘land’ de Schleswig Holstein, tras entrar en territorio alemán por la frontera con Dinamarca cuando se dirigía de vuelta a Bélgica, en aplicación de la euroorden cursada por la justicia española. El expresidente de la Generalitat volvía a su residencia en la localidad belga de Waterloo en vehículo desde Finlandia, país al que había viajado para impartir una conferencia en la universidad de Helsinki y donde le sorprendió la euroorden que el juez activó el pasado viernes para detenerlo a él y a los exconsellers que se marcharon de España.

RELACIONADO