Puigdemont está en la prisión de Neumuenster y comparecerá este lunes ante un juez

El presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido trasladado este domingo en la prisión alemana de Neumuenster, tras ser detenido después de cruzar la frontera procedente de Dinamarca, según han avanzado el diario Die Welt y la revista Focus, citando a la agencia DPA. Este lunes, según la Fiscalía alemana, Puigdemont comparecerá ante un juez.

El jefe de internacional de Der Spiegel, Mathieu von Ror, también asegura que Puigdemont ha sido trasladado al centro penitenciario. Las agencias Reuters y Associated Press han distribuido imágenes de la entrada en la prisión de la furgoneta en la que Puigdemont viajaba en el momento de su detención.

Puigdemont se encuentra bajo custodia policial a la espera de que la Fiscalía general del estado federado de Schleswig-Holstein estudie la euroorden emitida contra él, según ha informado un portavoz del ministerio de Justicia alemán tras la detención del líder soberanista en ese país. De acuerdo con el sistema federal alemán, las competencias en esa materia corresponden a la Justicia del estado federado y no a la Fiscalía federal, con sede en Karlsruhe (suroeste del país).

El abogado de Puigdemont ha explicado este domingo al canal 3/24que ya han contratado a un equipo de abogados en Alemania y que esperan que el juez se pronuncie sobre su situación, como sucedió en Bélgica, donde se dictaron las medidas cautelares de no abandonar el país y estar disponible para la justicia.

Puigdemont fue detenido hoy a las 11.19 hora española en una estación de servicio de la autopista A7, poco después de entrar en territorio alemán por la frontera de Dinamarca, y quedó bajo custodia policial en la ciudad de Jagel, unos 40 kilómetros al norte de Kiel, la capital del ‘land’ estado.

El procedimiento de análisis y eventual ejecución de la euroorden por parte de la Fiscalía alemana puede demorarse entre quince y hasta 45 días. El Código Penal alemán no tiene tipificado como tal el cargo de rebelión como es el caso de España, pero sí el de alta traición, que en el artículo 81 del Código Penal contempla una definición similar.

Se prevén ahí penas de cárcel “de no menos de diez años” o “hasta cadena perpetua” -lo que en Alemania equivale a un máximo de 25 años- para “quien menoscaba con violencia o amenaza de violencia” al estado alemán en su conjunto o amenaza “el orden constitucional” de la República Federal de Alemania (RFA).