Urdangarin pide ser absuelto porque ya le condenaron la sociedad y los medios

El abogado de Iñaki Urdangarin ha pedido hoy al Supremo que le absuelva del caso Nóos porque ya ha sido "condenado" por parte de la sociedad "y determinados medios de comunicación", mientras que la Fiscalía ha reclamado que se agrave su pena como "instigador" del saqueo de fondos públicos. Hoy se ha celebrado la vista de los recursos presentados a la sentencia de Nóos, entre ellos los de Urdangarin, su exsocio Diego Torres y el expresidente balear Jaume Matas, así como de la Fiscalía y las abogacías del Estado, de Baleares y de la Comunidad Valenciana.

Entre otros argumentos, el abogado del exduque de Palma ha señalado que si hubo influencia de la Casa Real en los contratos suscritos por su fundación con la Administración autonómica ésta sería en todo caso “impune por atípica”, es decir que no sería delito. “Con todo el respeto para este tribunal les pido, fíjense qué temeridad, que absuelvan al señor Iñaki Urdangarin, que a día de hoy ya viene condenado por parte de la sociedad y determinados medios de comunicación”, ha señalado el abogado Mario Pascual ante los cinco magistrados que integran la sala de casación.

Urdangarin fue condenado por la Audiencia de Palma a 6 años y 3 meses de cárcel, una pena que la fiscal pide que se eleve a 10 años al considerar que él y Torres fueron los “instigadores” de que se desviaran millones de euros públicos de las arcas de Baleares y la Comunidad Valenciana.

La fiscal del Supremo Ángeles Garrido cree que ambos fueron el “motor” de los delitos que se juzgaron. “De ellos partió la iniciativa y ellos fueron los instigadores para la corrupción en los funcionarios públicos”, ha destacado sobre la parte balear del caso Nóos. En relación a la trama valenciana de Nóos, ha explicado que “en la Administración Pública no se puede hacer todo lo que se quiere” y que hubo delito en los convenios públicos para que el Instituto Nóos de Urdangarin y Torres organizara las cumbres Valencia Summit.

A pesar de que ningún recurso afectaba a la infanta Cristina (condenada a pagar 265.088 euros como responsable civil a título lucrativo), su abogado ha intervenido en la vista para solicitar que se confirme la condena de pago en costas del juicio al sindicato Manos Limpias. El letrado ha reprochado a Manos Limpias, que fue la única parte que acusó a la infanta, que quisiera “lesionar la dignidad de su alteza real” y procurarle “un daño mediático, como así consiguió” pidiéndole una pena “inédita” y “absolutamente temeraria” de 8 años de cárcel por ayudar a su marido a defraudar, de la que fue absuelta.

Ha aprovechado su turno para poner en entredicho las intenciones de Manos Limpias, en vista de que la abogada que lo representó en Nóos, Virginia López Negrete, y el líder de la organización, Miguel Bernad, están en espera de ser juzgados en la Audiencia Nacional por integrar una trama de extorsiones a cambio de retirar acusaciones y presionar a bancos. “Los propósitos de Manos Limpias -ha sostenido- nada tienen que ver con la realización de la justicia, sino más bien con intereses espurios muy alejados del altruismo y bien común”. Por el contrario, el representante de Manos Limpias -que ha pedido que se revoque la condena en costas- ha asegurado ante el tribunal -presidido por el magistrado Manuel Marchena- que había “base” suficiente para condenar a la infanta.

Por su parte, la Abogacía del Estado ha solicitado un incremento de la responsabilidad a título lucrativo por la que fueron condenadas la Infanta y de Ana María Tejeiro, esposa de Diego Torres. Ello obligaría a la hermana del Rey a aportar unos 35.000 euros más de los que ya pagó en su día por la responsabilidad civil derivada de la actividad del Instituto sin ánimo de lucro. La representante de la Abogacía del Estado ha pedido aumentar la sanción económica a Urdangarin por encima de los 300.000 euros por el IRPF que dejó de pagar a través de sus sociedades. A su salida del órgano judicial la funcionaria ha explicado que calcula que el incremento será de unos 70.000 euros, de los que la mitad correspondería aportar a la hermana de Felipe VI.

El abogado de Torres (condenado a 8 años y medio y para quien la fiscal reclama 12 años y 4 meses) ha pedido también la absolución de su cliente asegurando que “todas las tesis de las acusaciones particulares carecen del más elemental de los soportes”.

Matas ha reclamado por su parte una rebaja de su condena a 3 años y 8 meses que la Fiscalía pide subir a 8 años y 5 meses. Su abogado ha defendido que los convenios en Baleares se hicieron, aunque ha reconocido, como hizo ya el expresidente balear, que no se siguió el procedimiento adecuado. El letrado ha cuestionado las acusaciones contra Matas del director general de Deportes de Baleares José Luis “Pepote” Ballester, en las que hay “errores, imprecisiones y contradicciones” que hacen que “no deba ser considerada única prueba de cargo suficiente”.

También ha expuesto su recurso la abogada de la Comunidad Autónoma de Baleares, que ha asegurado que “hay malversación en todos los negocios que se concluyeron con el señor Urdangarin y Torres y su entramado” en las islas, en los que el expresidente Jaume Matas actuó “extramuros” al consentir el delito. “Aquí Matas ha confesado que le dio los negocios al señor Urdangarin porque le parecía conveniente por ser quien es”, ha enfatizado la abogada.