Santamaría replica a Rivera que el Gobierno ha cesado a 260 cargos con el artículo 155

La vicepresidenta del Gobierno y ministra para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha protagonizado un duro enfrentamiento con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a cuenta de los fondos desviados para el 'procés' independentista. Rivera ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy aseguró que ni un solo euro público se había destinado a ese fin y le ha acusado de "mentir en sede parlamentaria". Mientras el presidente del partido naranja ensañaba portadas de periódicos y la vicepresidenta trataba de replicar a sus argumentos, Santamaría ha revelado que desde la aplicación del artículo 155 han sido cesados 260 altos cargos de la Generalitat.

En concreto, Rivera le ha preguntado por el secretario de Difusión y Atención Ciudadana de la Generalitat de Cataluña, Antoni Molons, que fue relevado el pasado viernes, un día después de que fuera acusado de contratar publicidad para el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017. El líder de Cs ha pedido a la vicepresidenta que aclare si Rajoy y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "mintieron en sede parlamentaria" al asegurar que no se había usado dinero público para fines ilegales, o si es que la Generalitat les ha "tomado el pelo" pese a que ellos controlaban las cuentas catalanas desde el pasado 15 de septiembre.

Rivera, que ha subrayado que la información sobre el supuesto desvío de fondos públicos procede de una investigación policial y judicial, ha instado al Gobierno a "hacer cumplir la ley" en Cataluña y ha preguntado "quién va a asumir responsabilidades por haber permitido la barbaridad" de que "se gaste dinero público en el separatismo". "Usted es la responsable, junto al señor Montoro, de esas cuentas", ha añadido.

Tras acusar a Rivera de "poner sentencia" mientras los jueces continúan investigando, Sáenz de Santamaría le ha recordado cómo la formación naranja, al inicio del proceso separatista, pedía "más política y más cintura con el independentismo" y manifestaba que no era el momento de aplicar el artículo 155 porque había que "evitar sobreactuar". "Por eso nos recomendaron en septiembre que no hiciéramos nada. Es más, querían hacer una moción de censura, la señora (Inés) Arrimadas con 25 escaños, y ahora no se atreve (a presentarse a la investidura como presidenta de la Generalitat) con 36. Y después nos dijeron que convocáramos elecciones porque lo peor era estar con una gestora del Gobierno", ha relatado la vicepresidenta.

La ministra para las Administraciones Territoriales ha precisado que durante los 120 días que lleva en vigor el artículo 155 en Cataluña, el Gobierno central ha destituido a unos 260 cargos de la Generalitat: 14 el día que se aprobó la medida y otros 240 posteriormente "para llevar a cabo la demolición de las estructuras de Estado" que había creado el Ejecutivo autonómico. "El Gobierno y el Estado de Derecho velan por el cumplimiento de la ley, y creo que sería bueno que en esta Cámara, en vez de hacer publicidad de qué listos parecen algunos, reforzáramos todos ese Estado de Derecho. Usted también forma parte de él, señor Rivera", ha recalcado.

Santamaría ha defendido, además, que el Ejecutivo mantiene la "coherencia" contra el independentismo mientras que, a su juicio, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha hecho todo lo contrario respecto a la cuestión catalana: "El Gobierno trabaja para debilitar al independentismo y hacer fuerte al constitucionalismo, mantenemos la coherencia y no nos sumamos a cualquier coyuntura. Usted defiende una cosa, la contraria, el extremo y el intermedio".