Cs abandona la comisión territorial tras vetar el PSOE a Bono y Guerra

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado que su grupo abandona la comisión sobre el futuro del modelo territorial al considerar que no solo no funciona sino que el PSOE está intentando construir un relato "partidista" y "sectario" al no aprobar que comparezcan Alfonso Guerra o José Bono.

Rivera lo ha comunicado durante su intervención en abierto en la reunión de su grupo parlamentario, advirtiendo a los socialistas que no estarán en una comisión donde lo que se pretende es “legitimar” la idea de “nación de naciones” de Pedro Sánchez y otras “ocurrencias”.

Ha advertido de que no van a perder el tiempo en “inventos” y que si quieren los socialistas se pueden quedar en la comisión con el PP discutiendo entre ellos “todo lo que han hecho mal en cuarenta años”.

Con la salida de Ciudadanos de la comisión, se quedan solos el PP y el PSOE, ya que el resto de fuerzas declinaron en su momento formar parte de este órgano a causa de la crisis de Cataluña.

La salida de Cs de la comisión se produce a consecuencia del bloqueo del PSOE a gente que “ha hecho mucho por este país y que sabe cómo funciona España”, ha explicado Rivera.

Personas como Alfonso Guerra, presidente durante la comisión constitucional durante años, José Bono, presidente del Congreso o Juan José Laborda, presidente del Senado, “han sido vetados por el señor Sánchez”, ha exclamado el líder de Cs. “No escuchan ni a los suyos”.

El “sectarismo”, ha dicho, “no puede apoderarse del Parlamento”, insistiendo en que el partido naranja no va a colaborar para que Sánchez “traigan aquí a los nacionalistas” y a los que legitiman su tesis.

Ciudadanos lleva semanas cuestionando la utilidad de la comisión sobre el modelo territorial al no ser atendidas sus peticiones de que comparecieran Guerra o Bono, entre otros, pero, según el PSOE, estas personas nunca han sido descartadas sino que lo que no han considerado es que acudan ahora.

“Cs pone en práctica su herencia, la de Aznar y Vox”

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, se ha mostrado convencida de que Cs ha abandonado la comisión porque busca la “confrontación entre territorios”, con lo que pone en práctica “su mejor herencia, la de Aznar y Vox”.

Los socialistas creen que, como el partido de Rivera no gobierna ninguna comunidad autónoma ni ningún ayuntamiento relevante, está “jugando más a la confrontación entre territorios que a ninguna otra cosa”, porque piensa que le da réditos electorales.

En los pasillos del Congreso, la número dos del PSOE ha asegurado que “no le sorprende” el anuncio de Cs, porque no solo se opuso a la creación de dicha comisión, sino que durante sus tres meses de funcionamiento, en todas las reuniones de los miembros de la mesa y los portavoces “amenazaba cada dos minutos con abandonar”. “No han hecho más que generar problemas en el seno de la misma”, se ha quejado la dirigente socialista y portavoz de su grupo en la comisión

Tras reconocer que le gustaría que el resto de grupos “se sentaran también” a estudiar el estado autonómico, Lastra ha defendido que su obligación es poner soluciones encima de la mesa al “gran” conflicto territorial que vive España. Un trabajo que, según ha subrayado, solo hacen en este momento el PSOE, el PP y algunos partido minoritarios.

Sobre los supuestos “vetos” del PSOE a las comparecencias Alfonso Guerra, José Bono y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, entre otros históricos socialistas, Lastra ha señalado que hay más de 200 comparecencias solicitadas y que se ha llamado a la “gente que consideraba que más podía aportar en cada momento”. A ese respecto, ha señalado que la comisión ha pasado ahora a la fase de escuchar los testimonios de responsables españoles en la Unión Europea y ha recordado que su propuesta siempre ha sido que los presidentes autonómicos, los expresidentes del Gobierno y, por último, el presidente Mariano Rajoy cierren el calendario de comparecientes.

RELACIONADO