Cifuentes y Errejón no bajan al barro en su primer cara a cara

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y quien previsiblemente se enfrentará a ella como candidato de Podemos en 2019, Íñigo Errejón, han mantenido este martes su primer cara a cara en la comisión que investiga la financiación del PP, sin que ninguno haya entrado de lleno en la pelea electoral.

Pese a las expectativas que había suscitado este duelo entre quienes probablemente competirán por la Presidencia de la Comunidad de Madrid el próximo año, el interrogatorio de Errejón a Cifuentes no ha llegado a convertirse en un debate de campaña, y ninguno de los dos ha arrinconado a su potencial adversario.

Este martes se trataba de que Cifuentes explicara lo que sabía de la supuesta financiación ilegal del PP, y Errejón ha insistido en varias ocasiones en que la presidenta madrileña lo que ha venido a decir es que ella “no sabía nada”.

Lo que ha pasado, según Cifuentes, es que Errejón quería que contestara lo él quería oír: “Usted viene con un discurso ya hecho y le da igual lo que yo conteste”, le ha espetado en un momento la presidenta madrileña al diputado de Podemos cuando éste le preguntaba sobre la “falta” de colaboración del PP con la Fiscalía y la Justicia.

Algo que ha negado la dirigente del PP, que ha defendido que su partido ha entregado a los tribunales todos los documentos que le han solicitado, ha asegurado que no tenía competencias en la elección de candidatos o listas y que las sospechas sobre Francisco Granados o Ignacio González le correspondía investigarlas a la dirección nacional y no al comité de garantías de Madrid.

Cifuentes no se ha salido del guión por mucho que Errejón le ha mostrado un gráfico con los nombres de los miembros del comité electoral del PP madrileño imputados subrayados en rosa. Le ha reprochado, eso sí, que a Errejón lo que le gustaría era ver también el nombre de Cristina Cifuentes “en rosa”, lo que el diputado de Podemos ha negado. “No, yo no le deseo ningún mal”, ha asegurado el secretario de análisis estratégico y cambio político de la formación morada, que repetía: “Si me dice que no sabía nada, yo la creo”.

Cuando Errejón insistía en que lo que Cifuentes decía era que “no sabía nada”, la presidenta de la Comunidad de Madrid aprovechaba para recordarle que él también fue responsable electoral en su partido y no tenía por qué conocer que su secretario de Organización (Pablo Echenique) “no pagaba a su empleada”. “Pues en mi caso igual”, ha dicho Cifuentes para explicar a Errejón que ella tampoco tenía responsabilidad en las actuaciones de algunos alcaldes y miembros de su partido.

Cifuentes ha reconocido a Errejón que a ella misma le ha provocado “cierta incredulidad” lo que se ha “ido conociendo del señor Granados”, pero ha recalcado que en su partido no hay ningún cargo imputado, mientras que en Ahora Madrid en el Ayuntamiento hay dos concejales “tri-imputados” Y una vez más, el diputado de Podemos concluía: “O sea, que no sabía nada”.

Poco más ha dado de sí un interrogatorio, en el que los protagonistas no han bajado al barro. Guante blanco para un primer cara a cara que probablemente nada tendrá que ver con la campaña electoral. En cualquier caso, Errejón sigue sin hacer oficial su candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, que tendrá que pasar por unas primarias, aunque hoy por hoy ya nadie tiene dudas de que su próximo destino será la política madrileña.