Susana Díaz planta a Sánchez en la Escuela de Buen Gobierno del PSOE

Rechaza que el secretario general haya organizado la convención sin contar previamente con nadie pero oficialmente dice que está volcada en Andalucía

Como se esperaba, la presidenta andaluza Susana Díaz acabó dando plantón a Pedro Sánchez en la Escuela de Buen Gobierno del PSOE. Ha dudado hasta final, dicen sus allegados, pero se ha inclinado por no acudir, como han hecho Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba, Ximo Puig y Javier Fernández, cada uno con sus motivaciones propias, por considerar que es más un acto de exaltación del liderazgo del secretario general que el lanzamiento de la campaña preelectoral socialista de cara a los comicios municipales, autonómicos y europeos del 2019 entre los que tiene previsto incluir, aunque no toque, el adelanto de las autonómicas andaluzas.

La líder de la federación más importante del PSOE y rival derrotada por Sánchez en las últimas primarias para la elección del secretario general, ha esperado a esta mañana para comunicar a Ferraz que no asistirá a la convención para participar con el resto de presidentes autonómicos en el coloquio que celebran este sábado. Ayer mismo, poco antes de que se iniciara la Escuela de Gobierno, la Junta de Andalucía incluyó oficialmente en la agenda institucional de la presidenta un acto menor que no estaba previsto, pero Díaz ha esperado a esta mañana para confirmarlo oficialmente añadiendo en Jaén que haciendo su trabajo en Andalucía es como mejor ayuda al PSOE”.

Según los partidarios de Sánchez, las dudas de Díaz se han resuelto a favor de la ausencia para evidenciar que el secretario general se equivocó al decir que esta Escuela iba a ser la demostración de la superación de la división que provocaron las primarias y la demostración de que la unidad ya es definitiva. Sus asesores contrarios a que acudiera  dudaron también hasta que Felipe González se inclinó, animado por Alfredo Pérez Rubalcaba como consecuencia del veto de Elena Valenciano, a no acudir a la convención.

Las “cosas” del partido son de Sánchez

Se excusaban, hace unos días, en que ella no está para las cosas del partido, que son cosa de Sánchez, y añadían que lo suyo es gobernar Andalucía. Además, añadían que el secretario general ha organizado, una vez más, un acto relevante sin contar con nadie más y debe ser él quien asuma las consecuencias de si sale bien o mal”.

Sin embargo, otros asesores consultados por República.com consideraban que Díaz debía acudir porque daría la imagen de ayudar a unificar el partido en un momento difícil de cara a las elecciones que se aproximan. De ese modo, añadían, la presidenta andaluza podría recuperar su imagen desgasta por su presunta ambición y prepotencia en las primarias. Acudiendo en la Escuela, sin nada que ganar o que perder, señalaban, se presentaría como alguien situada por encima de las aspiraciones personales de Sánchez en un momento en que el partido, según las encuestas, necesita una imagen de fortaleza que sólo otorga la unidad.

Ha primado, sin embargo, el dejar claro que cada cual va por su lado, como siempre. Y hasta las excusas se consideran infantiles para quienes las analizan con distanciamiento. El entorno de Díaz señala que la presidenta andaluza está muy afectada por el crimen de Gabriel y ello ha pesado en su ánimo para no ir a Madrid. Algo que se suma a la complicada semana que ha vivido el Gobierno andaluz por el temporal de viento y lluvia que tantos destrozos ha causado en Huelva y Cádiz. Los “pedristas”, en privado, responden que “¡menudo cuento chino se están marcando los susanistas!”. Y hasta el propio José Luís Ávalos, el secretario de Organización, ha señalado en privado: “Dicen que no viene por problemas de agenda y nosotros tenemos que creérnoslo”.

La Escuela sigue a lo suyo

Para Ferraz, lo importante, dicen, es que la Escuela sigue adelante, “a lo suyo”, vaya quien vaya. Esta mañana se han celebrado 4 talleres en el que ha destacado la participación del ex presidente de la OTAN Javier Solana. En la Masterclass “Un nuevo PSOE para una nueva Europa”.

Solana lamentó que “España no esté jugando en estos momentos un papel importante en la UE” y dijo que “tenemos que hacer que, tras las elecciones de 2019, España pueda volver a ser un país con una política europea más sensata, más ambiciosa y mejor, y eso lo podremos hacer si obtenemos unos resultados electorales buenos”. El ex ministro de Educación añadió que el “agujero creado por el vacío que ha dejado EE.UU en el mundo, le corresponde a Europa tratar de llenarlo, lo que no es fácil pero no es imposible”.

El dirigente socialista comentó: “Veo a mi país con gran tristeza, y creo que estoy triste también cuando miro a mi partido. Por lo tanto, es un momento en el que todos, yo el primero, tenemos que cambiar del modo tristeza al modo optimista. Hay razones objetivas para que eso pase”.

Desde el punto de vista de los partidos socialdemócratas europeos, afirmó Solana, “estamos en una situación difícil”, electoralmente “bajando”, “pero seguimos teniendo las auténticas soluciones porque nuestros valores siguen siendo los valores fundamentales, los mejores valores con los que se construyó la Unión Europea”. “Tenemos que ser capaces de tocar terreno, tocar personas y ser capaces de convencer por nuestro hacer y nuestro buen hacer”, aseguró.

RELACIONADO