El Gobierno destituye al secretario de Difusión de la Generalitat investigado por el 1-O

El Gobierno ha acordado este viernes destituir al hasta ahora secretario de Difusión de la Generalitat Antoni Molons, tras su detención este jueves en el marco de la investigación sobre los gastos del Govern para la financiación de la campaña de publicidad del referéndum ilegal del 1-O.

En una conversación informal con periodistas tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno, el ministro Íñigo Méndez de Vigo, ha comentado que la decisión, en virtud del artículo 155 de la Constitución, obedece a que Molons está siendo investigado.

Antoni Molons dependía del departamento de Presidencia, dirigido por Jordi Turull hasta su cese como conseller el pasado 27 de octubre. Molons fue detenido y puesto en libertad el jueves por la Guardia Civil, que registró su vivienda y su despacho en el Palau de la Generalitat en una operación ordenada por el titular del Juzgado de instrucción número 13 de Barcelona para averiguar si el Govern financió la publicidad institucional del 1-O a través de pagos a Òmnium Cultural.

El secretario de Difusión, un político del PDeCAT con estrechos vínculos con el exsecretario de Comunicación del Govern David Madí, hombre de confianza a su vez del expresidente catalán Artur Mas, fue nombrado en enero de 2017 secretario de Difusión, adscrito a la consellería de Presidencia, en sustitución de Jordi Vilajoana.

Desde el área de Difusión, Molons, que también fue director general de Medios de Comunicación entre 2011 y 2016, se tuvo que coordinar con la secretaría de Comunicación del Govern, que estaba en manos de ERC a través de Miquel Martín Gamisans.

Antoni Molons siguió con sus responsabilidades tras la activación del artículo 155 de la Constitución en octubre pasado por el proceso independentista, lo que comportó en primera instancia la destitución de unos 150 cargos de confianza y asesores del gobierno catalán.

Los investigadores sospechan que el secretario de Difusión desempeñó un papel clave en la financiación de las campañas publicitarias del 1-O, mediante pagos opacos, con los que la Generalitat pretendía supuestamente burlar la prohibición del Constitucional de destinar partidas de los presupuestos a la organización del referéndum.

Molons ya declaró como testigo el pasado mes de noviembre ante la Guardia Civil, en el marco de la investigación por la preparación del referéndum, en un interrogatorio en que apuntó al exconseller de Presidencia Jordi Turull, imputado por rebelión por el Tribunal Supremo, como el responsable de autorizar la publicidad institucional del 1-O.

Los agentes de la Guardia Civil preguntaron a Molons por el anuncio del Govern en el que aparecían unas vías de tren y el lema “Has nacido con la capacidad de decidir, ¿renunciarás a ella?”, con el emblema de la Generalitat y la frase: “1-Oct Referéndum de Autodeterminación de Cataluña”, que se enmarcaba en su campaña denominada “Civisme”.

Ante los agentes de la Guardia Civil, Molons afirmó entonces que fue Turull quien autorizó el contrato marco de la campaña “Civisme”, que tenía un presupuesto global de 2,7 millones de euros y que finalmente no se llevó a cabo, aunque el anuncio sobre las vías y el referéndum sí se difundió en varios medios.

La operación de este juevesen que fue detenido Molons, y registrado su despacho y la sede de Òmnium Cultural, fue ordenada por el titular del Juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que investiga los preparativos del 1-O, en el marco de una pieza secreta en que indaga si la financiación de la publicidad del referéndum se pudo enmascarar a través de pagos del Govern a la entidad soberanista.