Granados: “Jamás he visto dinero negro en mi partido”

Afirma sentirse absolutamente "orgulloso" de su paso por el PP en una tensa sesión en la que no ha comparecido Marjaliza por enfermedad

El exsecretario general del PP de Madrid y supuesto cabecilla de ‘Púnica‘ Francisco Granados ha comparecido en la Comisión de Investigación sobre la presunta financiación irregular del PP en el Congreso de los Diputados. Lo ha hecho después de la ausencia por supuesta enfermedad de las vías respiratorias del cerebro de la trama, David Marjaliza, que tendrá que comparecer el próximo miércoles por la tarde.

Granados ha defendido en el Congreso que las únicas cuentas del PP que él ha visto y que le han enseñado son las presentadas ante el Tribunal de Cuentas y que “otras” ni las ha visto ni ha participado en ellas.

Granados, que está en libertad provisional por el caso Púnica y el próximo jueves comparecerá voluntariamente por tercera vez ante el juez, ha puesto en duda la propia comisión afirmando que sus conclusiones ya están “redactadas”.

Al inicio de la comparecencia, el exconsejero ha comunicado a los diputados que no entraría en detalle en lo que está siendo investigado en la Audiencia Nacional: “Por respeto a esa investigación no voy a dar más detalles que los que di ante el juzgado”.

A preguntas del diputado socialista Felipe Jesús Sicilia, sí ha dicho que en lo que él ha participado en las campañas del PP, “todo” lo que ha hecho, las cuentas que ha “visto” y le han “enseñado” son “las que están depositadas en el Tribunal de Cuentas”. “Otras ni he visto ni he participado”, ha añadido.

El exconsejero también se ha quejado de la propia comisión parlamentaria, después de que una de las preguntas del socialista fuera, a su juicio, una deducción errónea de sus palabras.

“Ya tienen escritas las conclusiones”

“Supongo que siguiendo el manual de las comisiones de investigación responderá a que ya tiene escritas las conclusiones de la comisión”, ha opinado tras afirmar que le da la “sensación” de que la comisión está “encaminada a dilapidar al PP y al linchamiento continuo del PP”.

Sus comentarios han levantado la queja tanto del socialista como del presidente de la comisión, Pedro Quevedo, quien le ha dicho que “esa apreciación es innecesaria porque tensa la comisión” y ha negado que nadie tenga escritas sus conclusiones.

Después de los momentos tensos que ha tenido con el diputado socialista, Granados ha pedido perdón. “No les veo a ustedes del Partido Socialista como enemigos ni nada. Si en algún momento me he excedido es fruto de la tensión y le pido disculpas”.

Más allá de esas críticas, Granados no ha profundizado a preguntas de Sicilia en el asunto de la financiación presuntamente irregular del PP madrileño, ya que en todo momento se ha remitido a su declaración ante el juez, que ha ratificado.

Solo ha explicado que él “no tenía la responsabilidad de elegir los actos ni de elegir los costes en cada acto”, en referencia a los de las elecciones de 2007 y 2011, cuando, ante el juez, afirmó que sospecha que había una partida irregular para pagar actos de la expresidenta Esperanza Aguirre, de la que no ha querido contestar hoy.

Sí ha dicho que él nunca se ha considerado “ni la mano derecha ni la mano izquierda” de Aguirre, y que, de tenerla delante, no le haría ninguna pregunta que comprometiera a su partido, el PP. “No le preguntaría absolutamente nada”, ha asegurado.

Además, Granados ha defendido que jamás ha visto un solo euro de dinero negro en el Partido Popular ni a nivel regional ni nacional así como “esos sobres” a los que se aluden de manera recurrente desde los partidos de la oposición. Con un tono tenso y desafiante, Granados ha respondido así al diputado de Podemos Iñigo Errejón.

Nunca ha visto dinero negro

Jamás he visto un solo euro de dinero negro en mi partido, ni a nivel regional ni nacional ni he visto esos sobres a los que aluden de manera recurrente”, ha asegurado Granados, que ha añadido: “He visto muchas otras cosas en mi partido, todas buenas”.

El exconsejero regional ha manifestado sentirse “absolutamente orgulloso” de todo lo que ha hecho a lo largo de los 30 años de militancia en el PP, que se vio truncada cuando sufrió “una expulsión casi exprés” al estallar la trama Púnica pero que él ha atribuido a “cosas del centro derecha”.

Con todo ha querido dejar claro que no guarda rencor al PP por esta decisión. “No tengo nada que reprochar a mi partido”, ha dicho.

“En consecuencia, no tengo nada que negociar con mi partido porque mi partido no necesita nada de mi y yo no necesito nada de mi partido, excepto desearle todos los éxitos, no tengo nada que darle al PP ni el PP tiene nada que darme a mi”, ha subrayado.

En su tenso ‘cara a cara’ con Errejón, el exconsejero regional ha entrado a valorar, incluso, la vida política del exnúmero dos de Podemos y ahora secretario de Análisis Estratégico esta formación.

Ha sido cuando Errejón ha abordado su trayectoria en el PP enumerando todos sus cargos hasta su detención. “¿A qué achaca su caída en desgracia? ¿Por qué se trunca su trayectoria?”, le ha preguntado el diputado de Podemos.

Cosas de la política, ¡que le voy a contar a usted, señoría!“, ha respondido el exsecretario general del PP, en alusión a su pérdida de poder en el partido tras el congreso de Vistalegre II.

La ausencia de Marjaliza

Por otro lado, ante la ausencia de Marjaliza, los miembros de la comisión han dedicado ese tiempo reservado para debatir sobre su incomparencia y el riesgo de que otros citados sigan su ejemplo para plantar al Congreso.

Tras la reunión, que ha tenido lugar en su mayor parte a puerta cerrada, Pedro Quevedo ha explicado a los medios que los comisionados han tomado dos decisiones.

La primera de ellas será realizar una consulta a los letrados de la Cámara para saber qué medidas puede tomar la comisión ante este tipo de incomparecencias. El abogado de Marjaliza comunicó a la Cámara el lunes sobre las 21:30, mediante un correo electrónico, que su cliente no podía comparecer por padecer una enfermedad de las vías respiratorias que le iba a obligar a someterse durante “varios días” a “tratamiento médico”.

Según ha especificado Quevedo, el escrito iba acompañado de un certificado de un facultativo de la “sanidad privada”. “Confío en que haya un parte de baja más sólido que lo que se ha enviado aquí. Este papelito es del todo insatisfactorio“, ha añadido el presidente de la comisión, quien ha expresado su temor a que otros comparecientes intenten eludir su cita con la comisión alegando también problemas médicos.

“Tenemos un serio riesgo de que este tipo de situaciones se generalicen”, ha señalado Quevedo quien, aún admitiendo “todo el mundo tiene derecho a ponerse enfermo”, ha abogado por buscar mecanismos para evitar que otras de las personas citadas sigan el ejemplo de Marjaliza y excusen su presencia con un certificado médico desde su punto de vista insuficiente.

También la diputada de ERC Ester Capella ha defendido la necesidad de activar mecanismos para averiguar si algún compareciente intenta “tomar el pelo” a la comisión. En la misma línea se ha expresado la representante de Unidos Podemos Carolina Bescansa, quien ha pedido comprobar la veracidad de la certificación médica remitida por el abogado de Marjaliza y estudiar cómo se puede forzar a los citados a cumplir con el Congreso.

Ante esta tesitura, la comisión ha acordado elevar una consulta a los servicios jurídicos para que les indiquen cómo actuar. De momento, el letrado de la comisión ya ha avanzado que no hay mucho margen para adoptar medidas coercitivas puesto que el abogado de Marjaliza avisó a la Cámara y adjuntó una notificación médica.

Otra cosa sería, según ha detallado, que el constructor se hubiera ausentado “sin causa”, puesto que en ese caso se podría incluso aplicar algún “tipo penal”, dado que la comparecencia ante una comisión de investigación es obligatoria, aunque los citados pueden no declarar.

Por otro lado, Quevedo ha anunciado que se va a habilitar la tarde del próximo miércoles para la comparecencia de Marjaliza, de forma que no se produzca “un desajuste brutal en el funcionamiento de la comisión”, que habitualmente se reúne los martes. En cualquier caso, los comisionados se reunirán a las 11.45 horas de este martes para dejar constancia oficial de ambas decisiones.

RELACIONADO