‘Inmigrante’, ‘mujer’ y ‘negra’: etiquetas que fomentan el racismo y que denuncian las ONG

SOS Racismo Madrid ha denunciado este martes, en relación a la presunta asesina del niño Gabriel Cruz, que "basarse en el color de piel o el origen para emitir juicios de valor sin esperar a la resolución judicial supone un acto de racismo". Inmigrante, mujer y negra son las tres etiquetas elegidas para referirse a la presunta homicida por decenas de usuarios de las redes sociales. Por eso, la organización ha pedido en un comunicado que se deje de señalar el color de la piel de Ana Julia Quezada como la causa que explica el crimen.

Los mensajes misóginos y racistas han dado paso, en ocasiones, a intentos de atacar a la sospechosa en los escasos momentos en los que se la ha visto en público tras su detención. Eso ocurrió el lunes, por ejemplo, cuando abandonaba el piso de Vícar que compartía con Ángel Cruz tras el registro practicado por la Guardia Civil. Solo el cordón de seguridad establecido por los agentes evitó que los ciudadanos que aguardaban frente al edificio pudieran llegar a agredirla.

Todas estas reacciones han provocado que la madre del niño, Patricia Ramírez, hiciera constantes llamamientos a la calma. “Están apareciendo muchos mensajes pidiendo muerte o maldad. Entiendo que estas personas tienen la misma rabia que yo dentro, pero que la usen para pedir bondad en el mundo”, dijo el lunes en declaraciones a la COPE. Este martes, nada más finalizar el funeral por el niño, ha hablado para los medios que aguardaban frente a la Catedral de Almería y ha vuelto a pedir que la gente se quede “con lo bueno” que han dejado estos día de incertidumbre sobre el paradero de su hijo, la solidaridad, y sacarse de la cabeza a “la bruja” que, según ha dicho, “ya no existe”.

SOS Racismo ha criticado las iniciativas populares que exigen que se aplique un trato diferente a la detenida por su origen migrante. Además, ha mostrado su confianza en que “los mecanismos judiciales seguirán los cauces legales para impartir justicia” y ha recordado que la Constitución prohíbe la discriminación por razón de raza, también en la aplicación de la justicia. En ese contexto, ha insistido en que la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que “toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial”.

Por último, SOS Racismo Madrid ha hecho un llamamiento a los medios de comunicación para que extremen su celo profesional en torno a este crimen, mantengan “una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio o susceptibles de incitar a la violencia” y se abstengan de aludir de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color y origen social.