El PSOE pedirá a Rajoy que se someta a una cuestión de confianza si no logra aprobar los Presupuestos

Pedro Sánchez ha exigido este mediodía a Mariano Rajoy que si no aprueba los Presupuestos Generales para este año ni quiere adelantar las elecciones en el caso de que no salgan adelante, se someta a una Cuestión de Confianza para saber si cuenta con el apoyo de la Cámara para seguir en La Moncloa. Un presidente, aseveró, “no puede aspirar a vivir en funciones, de las prórrogas”, y mantenerse a cualquier precio gobernando con decretos.

Tras la reunión de la Comisión Permanente, Sánchez compareció por fin en la sede de Ferraz para anunciar en persona esa reclamación, aunque aclaró de entrada que esperará a ver si el Gobierno presenta los Presupuestos el 23 de marzo, como ha anunciado, lo que añadió que no supone que pueda aprobarlos. El líder socialista recordó que Rajoy se comprometió a presentarlos a primeros de enero u estamos en marzo sin conocer su propuesta, aunque lo que le preocupa es que el presidente haya dicho que tiene la voluntad de vivir de la prórroga por un año, dos o tres más, lo que supone, dijo, mantener los problemas de precariedad y desigualdad que viven los españoles.

A su juicio, vivismos una situación en la que hay Presupuestos o deben celebrarse elecciones anticipadas porque “España no puede estar parada por la guerra fría, la pelea de poder entre PP y Ciudadanos”. “Si el presidente no aprueba los Presupuestos ni anticipa las elecciones, le exigiremos por responsabilidad constitucional que se someta a una cuestión de confianza”, añadió. “Y si la pierde, no tendrá excusa para evitar que se anticipen las elecciones”, remató.

Tras destacar que “un  Gobierno sin Presupuestos no gobierna nada” y lamentar que “parece por sus declaraciones que no está dispuesto a anticipar las elecciones si no hay Presupuestos, lo que debe hacer es presentar una cuestión de confianza”. “Porque ser presidente de Gobierno no consiste en aferrarse al poder a cualquier precio refugiándose en La Moncloa y los atajos no valen”, matizó.

Responsabilidad constitucional

“Rajoy tiene que asumir su responsabilidad constitucional si no puede aprobar los Presupuestos y en una democracia parlamentaria como la nuestra, la Constitución le obliga a presentar la Cuestión de Confianza que regula su artículo 112”, siguió diciendo”. “Y nosotros exigimos esa responsabilidad porque no se puede escudar en el falso argumento de la estabilidad que dejamos las cosas como están y un presidente no puede aspirar a vivir en funciones, en la prórroga, ni se puede refugiar en los decretos leyes”, precisó.

Sobre la posibilidad de que, si Rajoy no se somete a esa Cuestión de Confianza, sea él quien presente una moción de censura, como le pide Podemos, el secretario general del PSOE insistió en que “los números no dan para una moción de censura”. Y preguntado si podría aceptar el apoyo que le han ofrecido ERC y el PEdCAT, matizó que los números no saldrían ni en esa hipótesis que descarta por adelantado por que no quiere el apoyo de los independentistas, a quienes pidió  “que no jueguen a elegir a un presidente en Cataluña sino que elijan a un presidente”.

Presencia en las movilizaciones del 8-M

Por otro lado, Sánchez repitió que los socialistas apoyarán totalmente las movilizaciones que se avecinan tanto sobre las pensiones, como contra la brecha salarial entre hombres y mujeres y la precariedad en general. Respecto a las convocatorias del próximo día 8 de marzo, tras señalar que deberían acudir incluso el PP y Ciudadanos porque la causa “transciende las meras cuestiones partidarias”, Sánchez adelantó que acudirá personalmente a las concentraciones que se produzcan en Madrid encabezando una amplia representación de la Ejecutiva federal.

El líder socialista también adelantó que si mañana, en la reunión de la Comisión Parlamentaria que elabora el Pacto por la Educación, el Gobierno no pone sobre la mesa una propuesta de inversión del 5% en materia educativa y sigue apostando por 3,67% cuando en la media europea es del 5,3%, el PSOE suspenderá la participación en la subcomisión y dejará de discutir el pacto educativo. Sánchez avisó de que es un ultimátum porque si no se dota al pacto con ese 5% “tardaremos casi 20 años para recuperar los niveles de inversión de 2008 y 2009”.

Que Rubalcaba y Fernández expliquen sus ausencias

Sánchez evitó pronunciarse sobre la ausencia de Alfredo Pérez Rubalcaba y el presidente asturiano Javier Fernández en las Jornadas sobre Buen Gobierno que celebra el partido en la Escuela Jaime Vera dentro de dos fines de semana. “He respetado siempre las opiniones de los ex dirigentes y ex presidentes del partido, pero si hay discrepancias yo las discuto en privado”, matizó.

“Yo soy secretario general y me planteo restricciones en lo que opino sobre ellas porque lo que tenga que decir, lo diré en el ámbito interno”, añadió. “No hemos excluido a nadie, están todos invitados, y son ellos, los que no quieran venir, quienes deben decir por qué quieren venir o no venir”, concluyó en ese punto antes de informar de que en estas Jornadas se entregarán por primera vez los Premios Manuel MARÍN a las personas destacadas municipal, autonómica y parlamentariamente en el partido. “Creo que es un justo reconocimiento a su figura”, dijo en alusión al ex presidente del Congreso.

Finalmente, tras restar importancia a las encuestas que hablan de estancamiento del PSOE diciendo que “hay que dar tiempo al tiempo” y que él vivió dos campañas electorales en las que se le preguntaba constantemente si iba a hacer presidente a Pablo Iglesias por lo que decían las encuestas, al tiempo que recordaba que en las primarias del PSOE, “nadie daba ni un euro por mi candidatura”, Sánchez se limitó a decir que respeta “lo decidido por la militancia” del PSD de gobernar con la derecha en Alemania. “Espero que ese acuerdo sea bueno para Europa”, concluyó.

RELACIONADO